Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un tren de Rodalies a su paso por Tarragona / RENFE

Maquinistas rechazan transferir Renfe a la Generalitat si fragmenta personal y recursos

Advierten de que partir las empresas aporta "más ineficiencia e inseguridad"

3 min

La asociación de trabajadores del servicio de conducción por ferrocarril Semaf ha mostrado su rechazo este jueves a las negociaciones en el seno del Gobierno para el traspaso de la gestión de Renfe Rodalies a la Generalitat si supone la fragmentación del operador en personal o recursos, como ha señalado a través de un comunicado este jueves.

El pasado domingo, el portavoz de los comuns, Joan Mena, anunció en una entrevista con Europa Press que están negociando con el PSOE incluir en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) el traspaso, "acompañado de los recursos económicos" necesarios.

"Administraciones incapaces de mejorar" la gestión

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) señala que su posición no pasa por la cesión de personal o material que desempeña un servicio público esencial, "y mucho menos a administraciones que han demostrado ser incapaces de mejorar el servicio al ciudadano estando bajo su gestión".

También ha mostrado su desacuerdo ante las transferencias en términos diferentes a los que se recogen en el Real decreto 2034/2009 porque supondrían "un retroceso en la prestación de servicio y en la seguridad del sistema".

Ha anunciado que denunciará formalmente los acuerdos de trasferencias si "pretenden cometer la irregularidad de transferir al personal contra su voluntad" y ha añadido que los maquinistas del grupo tienen sus derechos protegidos por convenio y acuerdos laborales en los que se les debe permitir su movilidad y elección del lugar de trabajo.

Temen un peor servicio

Los maquinistas han indicado que fragmentar las empresas aporta "menores recursos para afrontar el servicio, más ineficiencia e inseguridad", y han instado a firmar el Contrato Programa entre la Generalitat y la Operadora, manifestando también que el contrato lleva varios años pendiente de firmar y que posibilitará "que el servicio prestado al ciudadano mejore notablemente".

"El Contrato Programa supone una herramienta clave para que la Generalitat establezca fijar el marco de relaciones entre el Govern y Renfe, para establecer los estándares de calidad requeridos por la Administración autonómica y fijar las obligaciones en cuanto a recursos y servicio que el operador ferroviario ha de prestar", según la asociación.