Menú Buscar
La senadora de JxCat, Marta Pascal, en un Consell Nacional del PDeCAT / PDeCAT

Malestar contra Marta Pascal en el PDeCAT ante el riesgo de escisión

Cuadros afines a Puigdemont se preguntan por qué la excoordinadora sigue de senadora si pretende fundar un partido mientras moderados critican el "entreguismo" de Bonvehí

20.08.2019 12:44 h.
4 min

La decisión de los críticos del PDeCAT de reunirse en el Monasterio de Poblet con la voluntad de poner la semilla a un nuevo partido ha generado un auténtico debate interno en el seno de la formación posconvergente. La encendida discusión entre la militancia y los cuadros de mando del partido apuntan contra Marta Pascal y también contra Bonvehí. 

Fuentes del partido explican que cuadros afines a Puigdemont se preguntan en privado por qué Marta Pascal todavía no ha dimitido si pretende impulsar una escisión, puesto que "es senadora gracias a Junts per Catalunya". Los más afines al expresidente fugado acusan en privado de "resentimiento" a personalidades como Carles Campuzano o Jordi Xuclà, ya que si hubieran salido elegidos en las listas del Congreso "nunca hubieran llegado tan lejos". 

El silencio de Bonvehí

Por otro lado, voces del sector moderado del partido critican la mala gestión interna de la crisis que vive el PDeCAT, así como el "entreguismo" de David Bonvehí a Carles Puigdemont. De hecho, se preguntan si el presidente realmente estaba por la labor de defender la autonomía de la formación y lamentan que no se produjera la ruptura cuando todavía había margen de maniobra: "Mejor haber sido pocos diputados pero bien representados". 

El líder del PDeCAT guardó silencio cuando algunos cuadros de la formación posconvergente mostraron su malestar tras las declaraciones del secretario general de la Crida Nacional, Toni Morral, que pedía a la formación heredera de Convergència que se disolviera. El presidente del PDeCAT se ha mostrado dispuesto a integrar su partido en JxCat –la marca que impulsa Carles Puigdemont–, que pretende constituirse como partido. 

Quejas por Twitter

Los únicos que se han atrevido a hacer públicas sus críticas han estado algunos concejales y cargos municipales. El edil del ayuntamiento de Barcelona por JxCat, Jordi Martí, ha asegurado que a él es "más de Montserrat y de la Moreneta", en clara alusión al lugar de fundación de CDC y en contraposición al monasterio que han escogido los críticos para reunirse. 

Otra de las quejas públicas contra Pascal la ha protagonizado David Torrents, concejal de JxCat en Badalona y candidato rival a la lista que presentaron David Bonvehí y Míriam Nogueras para la dirección del PDeCAT: "Algunos en julio de 2018 presentamos una lista alternativa que quería abrir el debate con más democracia interna. A algunos no les gusta votar y decidir entre todo hacia donde vamos".