Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs y Jordi Turull, presidenta y secretario general de Junts per Catalunya (JxCat)

El mal perder de los duros de Borràs

La presidenta de JxCat y Madaula reprochan a la militancia que cierre la carpeta de la independencia; varias agrupaciones piden excluir de la ejecutiva a quienes no lograron el 50% de votos

3 min

Gracias al tándem Laura Borràs-Jordi Turull no hay cisma en Junts per Catalunya (JxCat). Pero los neoconvergentes comienzan su nueva etapa de la peor manera posible. Los afines de la presidenta del Parlament no esconden su enfado por la victoria de los turullistas en el congreso que se celebró el pasado sábado, pues el nuevo secretario general, tal como publicó Crónica Global, sacó más votos que Borràs --1.854 frente a 1.776--, quien supuestamente siempre ha tenido el apoyo de las bases. Sin embargo, la renuncia de Carles Puigdemont y los problemas judiciales de la presidenta del Parlament parece que han hecho mella en esas simpatías internas. Incluso la alcaldesa de Vic, Anna Erra, obtuvo más apoyos que Borràs.

A esta situación se añade las pullas que, en las úlimas horas, está lanzando Aurora Madaula, miembro del núcleo duro de Puigdemont, contra quienes han preferido votar a los pragmáticos. "Hay gente que ha cerrado la carpeta de la independencia. Y los que no lo hacemos, molestamos", escribió en sus redes sociales. Borràs se hizo eco de la reflexión y la retuiteó. Más críptico, pero igualmente incisivo, es otro tuit de Madaula: “El verdadero granuja es superior al honesto; en efecto el granuja puede también ser "honesto" (o sea puede hacerse en honesto) mientras que el honesto no hace granujerías en ningún caso y precisamente por eso es honesto".

Madaula solo obtuvo 919 votos, una cifra que la sitúa en la cola y muy similar a los 918 obtenidos por David Torrents, que estaba llamado a ser secretario de organización. Sin embargo, como informa el diario digital El Nacional, algunas agrupaciones comarcales han exigido que se cumpla el reglamento del congreso y que se deje fuera de la ejecutiva a quienes no han obtenido el 50% de los votos. Tampoco habría alcanzado ese porcentaje la aspirante a vocal, Ester Vallès. Por tanto, Turull debería proponer a un nuevo candidato a ocupar la secretaría de organización, mientras que los afines de Borràs reclaman que se mantenga la composición pactada entre ambos sectores, los duros de Borràs y los tururllistas.