Menú Buscar
La consejera de Cultura, Laura Borràs / EFE

Laura Borràs desconoce por qué investigan si concedió contratos a dedo

La 'consellera' creía que el caso lo llevaba la Policía, y no los Mossos, y atribuye la 'operación Atenea' a su entrada en la política

4 min

La consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, ha insistido este martes en defender sus cinco años de gestión al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), por la cual está siendo investigada por un caso de presuntos contratos públicos irregulares.

Borràs ha asegurado en declaraciones a RAC1 que "no me consta que me tenga que defender de nada, no he cometido ninguna irregularidad". Y se ha mostrado incrédula por el hecho de que la investigación la estén llevando a cabo los Mossos d'Esquadra, por orden judicial.

"Buch me dijo que era la Policía"

La consejera ha afirmado que su homólogo de Interior, Miquel Buch, "me ha dicho que los Mossos no me investigan, que era la Policía Nacional". Y ha añadido que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tampoco lo ha hecho.

Borràs ha achacado su presunta implicación en la denominada operación Atenea, que indaga la supuesta contratación irregular para crear webs fraccionando pagos y evitando concursos públicos, al hecho de haber entrado en política: "Cuando se me ofreció formar parte de una lista (Junts per Catalunya) yo tenía la conciencia muy tranquila, y sabía que esto pasaría algún día, y que se me escrutaría. Es muy grave", ha indicado.

'Tuits' polémicos

La dirigente nacionalista ha lamentado que se le recuerden algunos de sus tuits supremacistas del pasado: "Se están sacando tuits del 2011 que no tienen que ver con mi trayectoria como consejera. No he cometido ninguna irregularidad, que no se me salpique", ha afirmado.

"Siempre he hecho de la rendición de cuentas y de la transparencia una manera de hacer personal. No puedo permitir que el trabajo que se ha hecho al frente de una institución pueda ponerse en entredicho por cualquier sobra de duda", ha subrayado.

"Toda la colaboración"

En una entrevista a TV3, la consellera ha explicado que pidió a los trabajadores de la ILC que mostraran "toda su colaboración" a la policía, y que le proporcionaran toda la información solicitada.

Borràs niega haber fraccionado adjudicaciones para evitar concursos públicos para elaborar páginas web. Y ha recordado que se pueden adjudicar contratos a discreción hasta los 3.000 euros. En la actualidad, hasta los 15.000 euros se reclaman tres presupuestos, y por importes superiores se convoca un contrato público: "Tres presupuestos es una forma de elegir no discrecionalmente", ha afirmado.

Asimismo, ha indicado que su misión en la ILC era situar una institución del siglo XX en el siglo XXI, sobretodo en el plano de la transformación digital. Así, ha asegurado que la ILC no tenía ni portal propio, y que se desplegó como "como un gran paraguas" de otros contenidos digitales para dar a conocer la literatura catalana.