Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de JxCat, Laura Borràs, junto a Josep Rull y Jordi Turull / EFE

JxCat se conjura para relanzar el 'procés' y "culminar" la independencia

El secretario general de los neoconvergentes, Jordi Turull, hace un llamamiento a reagrupar al movimiento independentista y trazar una nueva hoja de ruta

4 min

Junts per Catalunya (JxCat) se conjura para relanzar el procés y "culminar" la independencia. Es el compromiso al que han llegado los neoconvergentes durante su congreso, celebrado este fin de semana en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Y para ello, el secretario general de la formación, Jordi Turull, ha hecho un llamamiento a reagrupar al movimiento independentista y trazar una nueva hoja de ruta.

Así pues, JxCat ha puesto punto y final este fin de semana a su II congreso ordinario, en el que el partido ha oficializado su negativa a la mesa de diálogo entre el Gobierno de España y el de la Generalitat. 

"Independencia o independencia"

Asimismo, se han renovado oficialmente los cargos, por lo que Turull y la presidenta del partido, Laura Borràs, han sido los encargados de clausurar el evento con unos discursos que han marcado la hoja de ruta de Junts. "El trazado es independencia o independencia. No hay otra", ha afirmado Turull, quien ha lanzado una pulla a ERC: "No tenemos que esperarnos a ser más para hacer, sino empezar a hacer para ser más".

El exconsejero de Territorio, Josep Rull, en el congreso de JxCat / EFE
El exconsejero de Territorio, Josep Rull, en el congreso de JxCat / EFE



Tampoco han faltado críticas a PSOE y PP, contra quienes ha arremetido por su intención de "reformas las euroórdenes". "Esta es la voluntad de desjudicialización que van anunciando". "Si unos son unos trileros, los otros son una mezcla de Torquemada y Torrente, el brazo tonto de la ley", ha añadido.

La mesa de diálogo, una "coartada" del Gobierno

Por su parte, Laura Borràs ha cargado contra la mesa de diálogo, que ha calificado como una "coartada" del Ejecutivo de Pedro Sánchez para "anestesiar" al movimiento independentista. Por eso, ha reiterado su negativa a participar, tal y como le pide el presidente: "No estar es la mejor manera de defender una negociación real cuando llegue", ha indicado.

Además, ha defendido que su partido "va a por todas para plantar cara a la represión, para hacer que el independentismo recupere la iniciativa, para hacer evidente que un Govern que se llama independentistas debe avanzar hacia la independencia y en la defensa de los exiliados".

El 'caso Borràs'

Por otro lado, el congreso también ha servido para la renovación interna de cargos con la elección del exconseller de Territorio, Josep Rull, como presidente del consejo nacional --máximo órgano entre congresos--, con un amplio respaldo que ha superado el 96% de los votos. También se han elegido a los miembros de la comisión de garantías, que tendrán un papel clave para decidir si se debe suspender de militancia a algún cargo condenado en firme por delitos de corrupción

Pero con excepciones. Pues los neoconvergentes insisten en que el caso de Laura Borràs, investigada por presunto fraccionamiento de contratos, es un caso de persecución política o de lawfare. Si hubiese una eventual condena a la presidenta, quienes decidirán sobre su futuro serán Magda Oranich, Josep Pagès, Héctor López Bofill, Maria Antònia Batlle, Mercè Alegre Roca-Ribas y Joaquim Jubert.