Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diputado de CUP, Pau Juvillà, interviene en el Parlament de Cataluña en octubre de 2021 / EP

Juvillà: “Aún no sé qué propuesta nos ha hecho Laura Borràs”

El Parlament no notifica hasta esta mañana al grupo de la CUP el cese del ilerdense como diputado, que carga contra la presidenta del Parlament por “repartir culpas”

5 min

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha sumado una nueva crítica a su gestión del caso Juvillà. Y no ha sido precisamente menor, ya que el toque de atención le viene del propio afectado, el diputado antisistema condenado --e inhabilitado-- por desobedecer a la Junta Electoral Central (JEC) al negarse a retirar unos lazos amarillos de su despacho en la Paería durante un periodo electoral. “No sé qué propuesta nos ha hecho la señora Borràs”, ha manifestado en su primera entrevista pública tras perder el escaño.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha manifestado que el Parlament aún no le había comunicado que había perdido su condición de diputado porque había acatado la solicitud de la JEC. Algo que, tal y como ha trascendido, es efectivo desde el pasado 28 de enero. La notificación ha llegado mientras Juvillà estaba ante los micrófonos de la radio pública catalana. Los gestores de la Cámara catalana la han entregado al grupo de la CUP.

Esperar a la confirmación del Supremo

En cuanto al papel de los antisistema ante este escándalo que afecta de forma directa a Borràs, el ilerdense ha manifestado que su partido “siempre ha estado a favor de todas las propuestas” que implicaban mantener su escaño hasta que el Tribunal Supremo confirmase su inhabilitación.

Laura Borràs, presidenta del Parlament, solicita paralizar la actividad de la Cámara / EUROPA PRESS
Laura Borràs, presidenta del Parlament, junto a los miembros independentistas de la mesa y la diputada de la CUP Dolors Sabater / EUROPA PRESS

Es decir, que se repitiese la estrategia que se siguió en la pasada legislatura con la retirada del escaño al expresidente Quim Torra cuando fue inhabilitado por un caso análogo, no retirar una pancarta partidista en periodo electoral. “La sentencia no es firme, nadie se mueve”, ha concluido el anticapitalista.

La no desobediencia

En esta ocasión, la JEC exigió a la Cámara catalana que dejara a Juvillà sin escaño al existir un precedente que así lo marcaba. Este extremo ha generado un debate jurídico que no irá a más, ya que el Parlament ha decidido acatar la petición y dejar a diputado de Lleida sin su silla en el hemiciclo.

Según el afectado, esto está en las antípodas de “avanzar hacia la soberanía” del Parlament, la demanda de los independentistas que también ha reivindicado en múltiples ocasiones Borràs. Con todo, la presidenta de la Cámara y líder de JxCat en las últimas autonómicas justificó que declinó hacer oídos sordos a la JEC y exponerse a una inhabilitación por ello porque exigía que la desobediencia fuera “colectiva”.

Desunión del independentismo

Según el dirigente de la CUP, esta decisión solo genera más tensión entre los partidos independentistas que mantienen la mayoría en el Parlament, aunque cada vez están más alejados en sus estrategias políticas incluso para conseguir la autodeterminación. “Hacemos un flaco favor al país si solo se reparten las culpas”, ha manifestado, una clara crítica a la justificación que intentó dar Borràs sobre su actuación.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que está siendo investigada por un delito de malversación por el TSJC / EUROPA PRESS
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que está siendo investigada por un delito de malversación por el TSJC / EUROPA PRESS

Juvillà ha pedido que el independentismo recupere su “unidad”. Regresar a este escenario, indica, debería ser una prioridad. Con todo, no parece que vaya a ocurrir en el corto plazo porque incluso la CUP plantó al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), en una cumbre que quería celebrar con este fin.