Menú Buscar
El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, durante la sesión en el Parlament / EFE

Junqueras recurrirá la intervención de las cuentas de la Generalitat

El vicepresidente catalán ha asegurado que esa medida se ha tomado "bajo el amparo de ninguna la ley"

3 min

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha anunciado este domingo en una entrevista en TV3, que el Govern presentará un recurso a la decisión del Gobierno central de intervenir los gastos la Generalitat. Con ese recurso pretende revocar la iniciativa que propuso el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por la carta que envió el propio vicepresidente catalán en la que anunció que la Conselleria de Economía, que él mismo lidera Junqueras, no remitiría más informes sobre los gastos de las cuentas públicas catalanas.

Junqueras, además, ha señalado que la decisión del Gobierno central se ha tomado “bajo el amparo de ninguna ley” y ha defendido que el Govern cumple la Ley de Estabilidad Presupuestaria incluso más que el Ejecutivo central.

Críticas a la gestión del Gobierno

Junqueras ha hecho especial hincapié en la mala gestión económica que el Gobierno ha llevado a cabo, cuando ha afirmado "nos intervienen y prohíben ayudar a la gente los que se han pulido 64.000 millones de euros del fondo de reserva de la Seguridad Social”. El líder de ERC ha señalado que la medida de Hacienda “va más allá del artículo 155 [de la Constitución]” y supone el bloqueo de los Presupuestos de la Generalitat.

Para Junqueras la postura del PP es equívoca y ante las amenazas del Gobierno central ha hecho un llamamiento para que los catalanes participen en el referéndum del domingo 1 de octubre. Según su criterio, los catalanes deben votar para “defender los intereses de los ciudadanos de Catalunya”, y ha subrayado que no se trata de una votación sobre la independencia sino también sobre la democracia.

El PSOE también señalado

En cuanto al resto de grupos parlamentarios que apoyan las medidas del Partido Popular, ha criticado duramente a otros líderes políticos como Pedro Sánchez, que llaman a la abstención a un movimiento que asegura "no es sólo para decidir el futuro institucional del país, es un referéndum para salvar los derechos sociales”.