Menú Buscar
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, en imagen de archivo / EFE

Junqueras pedirá la ‘vía Oriol Pujol’ para acceder al régimen abierto

La defensa de los presos de ERC descarta la concesión automática del tercer grado, por lo que activará un recurso contra la clasificación y la aplicación del artículo 100.2 de la ley penitenciaria

4 min

Los abogados de Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva y Dolors Bassa descartan que los servicios penitenciarios otorguen de forma automática el tercer grado (régimen abierto en el que los presos solo van a dormir a la cárcel), por lo que ya trabajan en la vía utilizada por el exdirigente de CDC, Oriol Pujol. Esto es, en el artículo 100.2 de la Ley Orgánica General Penitenciaria, que contempla salidas a los internos que están en segundo grado.

No obstante, en paralelo a esa vía, los letrados presentarán un recurso contra esa clasificación, que esperan se haga pública en los próximos días, ya que el plazo para determinar el grado que se asigna a los presos condenados por el Tribunal Supremo por la organización del referéndum del 1-O finaliza el 14 de diciembre.

Los precedentes

Fuentes jurídicas de ERC han explicado hoy los escenarios penitenciarios que se abren ahora para los presos independentistas. En base a su experiencia, prácticamente descartan la concesión del tercer grado. “En 17 años ha habido solo dos personas en tercer grado automático con penas de 8 y 9 años, algunos procedentes de la Audiencia Nacional”, han asegurado. Pese a ello, presentarán un recurso cuando se notifique la asignación del segundo grado. “Lo lucharemos”, aseguran, tras precisar que los equipos de tratamiento nunca hablan con los abogados, “nadie nos ha dado ninguna referencia”.

La clasificación supone asignar al penado un grado penitenciario: primero, segundo, o tercero). El primero nunca se asigna. Los equipos multidisciplinares, integrado por los funcionarios, hacen un estudio de su situación de cada recluso y a partir de aquí hacen una propuesta que se eleva al servicio de clasificación.

La difícil unanimidad

“Esperamos el segundo grado, por experiencia sabemos que los equipos multidisciplinarios no serán unánimes. Los trabajadores sociales y juristas piensan diferente generalmente. Deberemos esperar a que se reúnan y  las Juntas de tratamiento hagan la propuesta y que el servicio de clasificación hagan la resolución”. La defensa de los internos de ERC recurrirán ese segundo grado con el argumento del tiempo que han estado en prisión preventiva, que no tienen antecedentes penales ni responsabilidad civil.

“Sus circunstancias familiares también son adecuadas. Pero la Fiscalía pidió explícitamente que se cumpliera la mitad de la condena”, han recordado. A pesar de que se trata de una condena larga, la jurisprudencia del Tribunal Supremo dice que esa duración no puede ir en contra de la reeducación y la reinserción del preso. La Fiscalía puede recurrir las clasificaciones, pero es el juez de Vigilancia quien decide.

¿Buscan trabajo?

Para acceder a la “vía Oriol Pujol” es necesario que los presos tengan trabajo, aunque las mismas fuentes aseguran que no están en esa fase. “Es materialmente imposible porque no se les ha clasificado, no hay ‘atajos’ , como se ha dicho. Ni el 100.2 ni el tercer grado se piden. Siempre son propuestas del centro”, insisten.

No obstante, las defensas trabajan ya en ese 100.2, que es mucho más restrictivo que el tercer grado. Las revisiones se hacen cada seis meses, según contempla la ley, aunque se pueden adelantar.

Los abogados de los internos de ERC están en contacto con los letrados de PDeCAT, pero trabajan en su propia estrategia.