Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Pujol Ferrusola, en una imagen de archivo

Jordi Pujol Ferrusola cubre la fianza de 7,5 millones con sus coches de lujo, una casa y una cuenta

El primogénito del expresidente de la Generalitat dispone de una flota valorada en 2,6 millones de euros, y la cuenta bancaria que aporta tiene unos fondos de casi 3,9 millones

7 min

La defensa de Jordi Pujol Ferrusola --hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley-- ha presentado a la Audiencia Nacional su colección de coches de lujo valorados en más de 2,6 millones de euros, una casa todavía por tasar y una cuenta bancaria con cerca de 3,9 millones de euros para cubrir la fianza de 7,5 millones que el juez Santiago Pedraz le había exigido para cubrir las eventuales responsabilidades civiles.

En el escrito enviado al magistrado, al que ha tenido acceso Europa Press, la defensa de Pujol Ferrusola aportó el saldo de una cuenta bancaria cuyo titular es Inter Rosario Port Services, que tiene como socio único a la mercantil Active Translation S.L.U. y cuyo representante es, precisamente, el primogénito de los Pujol.

Un Ferrari y un Lamborghini, entre otros vehículos

Además del importe de esa cuenta, que asciende a un total de 3.885.597,77 euros, su defensa ha aportado la colección de automóviles de lujo entre los que se cuenta un Ferrari F40 cuyo valor alcanza los 678.000 euros y un Lamborghini Miura valorado en 959.000 euros.

La tasación que realizó la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos (ORGA) para el juez Pedraz de los 12 vehículos de la flota arrojó un valor que asciende a los 2.600.560 euros, montante que está destinado a cubrir la fianza.

Casa pendiente de tasación

Por último, la defensa de Pujol Ferrusola designó una casa situada en Barcelona y cuya titularidad pertenece también a Active Translation. No obstante, el valor de este inmueble todavía debe ser determinado, según recoge el escrito, por tasación de dos peritos nombrados por el juzgado.

El escrito, que fue remitido por su defensa el pasado 1 de julio --el día que expiraba el plazo que les dio Pedraz-- fue recibido por el Juzgado Central de Instrucción número 5, que dio acuse de recibo el pasado martes.

Familia en el banquillo

El pasado 16 de junio el juez Pedraz acordó la apertura de juicio oral contra quien fuera presidente de la Generalitat durante 23 años, Jordi Pujol Soley, y sus siete hijos por formar presuntamente una organización criminal que se habría enriquecido durante décadas con actividades corruptas valiéndose de su posición política, pidiendo al clan que depositase 7,5 millones de euros para cubrir las eventuales responsabilidades civiles.

Pedraz lleva al banquillo de los acusados a toda la familia, a excepción de la mujer del expresidente, Marta Ferrusola --a la que exoneró por su estado de salud después de que la defensa presentara un informe médico en el que alegaba que sufría demencia severa--, así como a otras 11 personas, entre ellas Mercé Gironés, la exmujer del primogénito de los Pujol, Jordi Pujol Ferrusola, y varios empresarios.

Delitos

A todos ellos les imputa presuntos delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, delito continuado de falsificación de documento mercantil, delito de frustración en la ejecución y hasta siete delitos contra la Hacienda Pública. Para garantizar las posibles responsabilidades civiles por estos últimos, pidió a Jordi Pujol Ferrusola que depositase 7,5 millones de euros y a su exmujer, otros 400.000 euros, en el plazo de diez días, bajo apercibimiento de embargo de sus bienes si no lo hacen o se declaran insolventes.

No obstante, el juez ratificó la situación de libertad de todos los procesados al considerar que no existía "la necesidad de asegurar la presencia de los acusados en las sesiones del juicio oral" que se seguirán en la Audiencia Nacional.

Además, Pedraz dio hasta el 16 de julio a los acusados para que presentasen escrito de defensa ante las acusaciones formuladas, un lapso de tiempo que entendía "proporcional" a "la complejidad de la causa".

Hasta 29 años de cárcel

De esta forma, el magistrado siguió el camino señalado por la Fiscalía Anticorrupción, que en su escrito de acusación se dirigió contra todo el clan, al estimar que actuaron conjuntamente, mientras que Abogacía del Estado apuntó solo al primogénito, su exmujer y otro hermano, Josep Pujol Ferrusola, aunque destacó el papel de Jordi Pujol Jr y su madre en la "dirección operativa" de esta presunta organización criminal.

El Ministerio Público solicitó 9 años de cárcel para el expresident, 29 para su hijo mayor, 14 para Josep y 17 para Gironés por delitos de organización criminal o asociación ilícita, blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, falsedad documental y frustración de la ejecución en relación con la gestión de su patrimonio. Para los demás --Pere, Oleguer, Oriol, Mireia y Marta Pujol Ferrusola--, reclamó una pena de 8 años de prisión por asociación ilícita y blanqueo de capitales.

Los Servicios Jurídicos del Estado, en un escrito conocido hace unas semanas, pidieron una pena de 25 años de cárcel para Jordi Pujol Jr, así como de 17 años y medio para su exmujer y 4 para Josep, por delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública, falsificación en documento mercantil y frustración a la ejecución, exonerando al resto de la familia.