Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol / EP

Jordi Pujol ocultó en Andorra 1,84 millones de origen "desconocido"

El expresidente de la Generalitat abrió la cuenta a través de su hijo Jordi mientras se encontraba en el ejercicio de sus funciones

17.06.2019 08:40 h.
3 min

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ocultaba 1,84 millones de euros en Andorra en una cuenta opaca para Hacienda. El dinero fue ingresado el 21 de septiembre del 2000, mientras el president se encontraba aún en el ejercicio de sus funciones, y fue depositado en efectivo en la antigua Banca Reig, ahora Andbank.

La existencia de la cuenta bancaria en el Principado ha sido detallada en un informe de la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) de Hacienda, remitido al Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y adelantado por El Confidencial. El documento señala que fue el primogénito del expresidente, Jordi Pujol Ferrusola, el encargado de llevar el efectivo hasta Andorra, actuando como testaferro.

La cuenta de Jordi Pujol Jr

El informe señala que al ingreso inicial de 1,84 millones de euros se fueron añadiendo “periódicas imposiciones a plazo fijo”. Además, los investigadores han determinado que el origen de los fondos es "desconocido" y formaría parte de la fortuna total que el clan familiar acumuló entre 1990 y 2014, según la UDEF, a consecuencia del presunto amaño de adjudicaciones públicas y recalificaciones urbanísticas.

No obstante, fuentes cercanas sabedoras de los detalles aseguran que la inspección no ha tenido en cuenta las declaraciones de los banqueros, que explicaron que el capital salió de la cuenta de Jordi Pujol Ferrusola en julio del 2000 y quedó custodidado por el banco hasta que se abrió la nueva cuenta en septiembre del mismo año. Por tanto, el folio manuscrito en el que el presidente reconocía la propiedad del capital solo habría tenido como fin despistar a la mujer del hijo, Mercè Gironès, según esas mismas voces.

Los autores del documento señalan que esos fondos deben ser considerados como “ganancias patrimoniales no justificadas” y aseguran que no existe trazabilidad de los 307 millones de pesetas de Pujol. Sin embargo, estas fuentes relatan que los inspectores han pasado de largo el relato de los banqueros para ampararse en el informe de la Udef de 2015 que aludía a la presunta corrupción del clan.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información