Menú Buscar
Jaume Asens (d), portavoz de En Comú Podem en el Congreso de Diputados, con Ada Colau (i), alcaldesa de Barcelona / EFE

Jaume Asens hace negocio inmobiliario en Barcelona

El portavoz de En Comú Podem en el Congreso y aún teniente de alcalde alquila un piso por 1.100 euros al mes, un 25% más del precio medio en la ciudad condal

12.06.2019 11:06 h.
5 min

Es el negocio inmobiliario de Jaume Asens. El portavoz de En Comú Podem en el Congreso de Diputados y aún teniente de alcalde alquila un piso por 1.100 euros en el distrito de Sant Martí. Ello no tendría mayor trascendencia sino fuera porque la cantidad es un 25% superior a la media de la zona y que el gobierno municipal del que forma parte hasta la constitución del nuevo Ejecutivo local hace bandera de la lucha contra el alza de los alquileres en la ciudad condal.

Según ha avanzado Metrópoli Abierta, Asens arrienda un apartamento en el passatge de Piquer a una familia por 1.100 euros [ver declaración de bienes del Congreso de Diputados aquí]. Ha puesto el diputado en la cámara baja el piso en alquiler tras comprarlo en 2008. En su declaración inicial de bienes en el Ayuntamiento de Barcelona, el también activista por los derechos sociales admitió que arrendaba un piso por 1.000 euros [ver aquí]. Esa cantidad ha subido ahora a 1.100 euros, un 10% más. Cualquiera de las dos cantidades es significativamente superior al precio medio de la vivienda de alquiler en el distrito de Sant Martí, que oscila entre los 884,51 euros según los datos de la Generalitat de Cataluña [ver aquí] o los 885 euros, cifra declaradas por el segundo mayor consistorio de España [consultar aquí].

Piso para turistas

Cabe recordar que la propiedad de Jaume Asens en la confuencia de la calle Ramon Turró con passatge de Piquer dispone de licencia de uso turístico. En mayo de 2015 el aún teniente de alcalde admitió a El Singular que arrendaba la vivienda vacacional, pero se desvinculó de la actividad. Subrayó en declaraciones a El País que él mismo vivió en el domicilio, hasta que lo arrendó y una tercera persona lo estaba cediendo a turistas. Aseguró en 2015 que cobraba 900 euros por alquilar el piso y que llevaba tiempo tratando de poner fin a la situación.

Ello saltaba a la vista porque el Ejecutivo local en el que se integró tras las elecciones municipales de 2015 puso mucho énfasis en combatir el alquiler vacacional ilegal y el impacto de esta actividad en el precio de los alquileres. También es relevante el hecho de que en la última campaña electoral para los comicios generales del 28 de abril, Asens aseguró que Podemos "regularía los alquileres abusivos" si llegaba al Gobierno. Lo haría, prometió, con una modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).

'Pinchazo' en vivienda asequible

Además de las aparentes contradicciones entre la actividad turística del apartamento de Jaume Asens en el passatge de Piquer, primero, y de su elevado precio en comparación con la media del distrito, ahora, otro elemento subyace. Es el fracaso del gobierno municipal de Barcelona en Comú (BComú) para moderar el alza de los precios de la vivienda en Barcelona. De 2015 a 2018, el arrendamiento medio mensual en Barcelona pasó de 735 euros a 954, según los datos ofrecidos por el Ayuntamiento de Barcelona [ver aquí].

A este hecho se le suma el poco tino del Ejecutivo local de los comunes con la vivienda. Ha entregado a final de mandato las llaves de cerca de 800 pisos sociales, pese a que prometió unos 4.000 durante la campaña electoral de las elecciones de 2015. Asimismo, ha visto como disparaba el número de personas que esperan una vivienda de emergencia tras ser fijado su lanzamiento hipotecario.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información