Menú Buscar
Dos mujeres con mascarillas, ante el riesgo por el coronavirus, caminan por Barcelona / EP

Los independentistas blindan la opacidad del millonario contrato de mascarillas

Las explicaciones de Basic Devices convencen a la Generalitat, que ha dado carpetazo al asunto y ha retirado la denuncia por estafa, pero no al PSC, cuya petición de información ha sido paralizada

4 min

La Generalitat ha dado carpetazo a la extraña compra de mascarillas a Basic Devices SL por valor de 35 millones de euros, tras retirar la denuncia por estafa que había presentado ante los Mossos d’Esquadra. Una cantidad importante, pagada por adelantado --algo que no es habitual en la administración-- a una empresa que, oficialmente, se dedica al material deportivo, que admite haber estado inactiva, y cuyos administradores están vinculados a una treintena de sociedades con un capital ínfimo --como puede comprobarse en este enlace--. 

Fueron las entidades bancarias las que dieron la voz de alarma al constatar ese elevado ingreso. Las explicaciones dadas por la empresa han convencido a la Generalitat y a la juez, que no ve indicios de estafa en la operación, pero no al PSC, que ha pedido explicaciones vía parlamentaria. Sin embargo, los independentistas, que forman mayoría en la Mesa del Parlament, están dando largas.

La Sicav

El responsable de Basic Devices, cuya sede está situada en un piso de Vilafranca del Penedès (Barcelona), es José María Parellada Ripoll, administrador único desde 2014, auditor de cuentas y administrador concursal. Antes lo fue Roger Parellada Ferré.

Tal como han reconocido sus responsables, Basic Devices llevaba cuatro años inactiva, pero según ha informado el Govern, ha presentado documentación en la que acredita logística y liquidez.

Los datos registrales de esta empresa desvelan la vinculación de Parellada a una treintena de compañías con capital social ínfimo, así como su participación en una Sicav presidida por Marc Parellada Ferré, Antoni Volta --consul honorario de Nueva Zelanda-- y Fernando Coscollar Parra, constituida con un capital de tres millones, y que aparece como apoderado de Novo Banco. 

Bloqueo en el Parlament

Sin embargo, las explicaciones no satisfacen al PSC-Units que, a través de su diputada Assumpta Escarp, ha presentado en el Parlament una batería de preguntas para esclarecer las vinculaciones de la Generalitat con Basic Devices. Y dada la importancia del asunto, relacionado con la crisis del Covid-19, habían pedido que se diera prioridad a la respuesta. Sin embargo, Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han vetado esa solicitud de agilización de los trámites en la Mesa del Parlament, según han denunciado los propios socialistas.

PSC-Units quieren saber cuándo se hizo el contrato con la empresa para la compra de material, si está registrada en la Generalitat, qué tipo de procedimiento administrativo se hizo para la compra del material sanitario y el desglose de la compra (tipo de material e importe).

Asimismo, el PSC pregunta por el motivo que llevó a la Generalitat a parar en un primer momento el pago al proveedor, así como los criterios en que se basó la designación de Basic Devices. Quién presentó la denuncia ante los Mossos d’Esquadra por posible estafa, por qué se ha retirado finalmente y qué información ha aportado la empresa también son otras de las preguntas dirigidas al Govern.

Finalmente, los socialistas indagan en otras empresas con las que la Generalitat ha contactado para comprar material sanitario para hacer frente al Covid-19.