Menú Buscar
Imagen de archivo de Juan Carlos I y Sofía / EP

El independentismo estalla ante el exilio de Juan Carlos I

Decenas de tuiteros anónimos y gurús del 'procés' que celebraron la fuga de Puigdemont critican ahora la decisión del rey emérito

5 min

El exilio de Juan Carlos I ha provocado un estallido de rabia entre las filas independentistas. Decenas de tuiteros anónimos, amén de varios gurús del procés, han expresado en Twitter su malestar por la decisión del rey emérito, que abandonará España tras verse salpicado por un presunto caso de cobro de comisiones y evasión fiscal.

Sin embargo, muchas de las voces indignadas con el exjefe de Estado celebraron la huida del expresident Carles Puigdemont a Bruselas. En aquella ocasión, la fuga del líder independentista fue elogiada por sus simpatizantes como un ejercicio de astucia política para burlar la justicia española.

Pilar Rahola: "Se va por ladrón"

Una de las vedettes del movimiento secesionista, la periodista y tertuliana Pilar Rahola, ha dejado a las claras su postura: "Y ahora el Borbón huye con las maletas llanes. Manda cojones". Pilar Carracelas, otra presunta líder de opinión, se ha preguntado retóricamente de qué vivirá Juan Carlos I a partir de ahora, para responderse a sí misma: "De todos nosotros". Sin embargo, ni Rahola ni Carracelas han cuestionado jamás los recursos de los que dispone Puigdemont para mantener su nivel de vida en Waterloo.

Otras fuentes autorizadas se han cebado con el movimiento de la Casa Real. Bea Talegón ha cuestionado el patriotismo de su Majestad, mientras que la activista conocida como Gallifantes ha lanzado una advertencia a Felipe VI: "Prepara las maletas, eres el siguiente". Ninguno de estos opinadores se pronunció en los mismos términos cuando Puigdemont abandonó Cataluña en 2017, dejando colgados de la brocha a buena parte de los miembros del Ejecutivo autonómico.

Indignación 'indepe'

Las bases del movimiento independentista tampoco han tardado en reaccionar al exilio del monarca. Algunos han pedido "prisión preventiva" ante el riesgo de fuga, mientras otros han tirado de ironía: "El puto rey, el Emérito. Después de saquear todo lo que ha querido, ahora que pintan bastos, ha dicho: ahí os quedáis pringados". Hay quien incluso lo ha rebautizado como el "rey fugado".

Lo que está claro es que este episodio ha desencadenado un chute de energía para los seguidores del procés. Muchos han visto en la marcha de Juan Carlos una nueva oportunidad para culminar el camino a la República catalana --o incluso volver a proclamar la declaración unilateral de independencia--, a la vez que han tirado de argumentario para acusar a España de ser un Estado fascista.