Menú Buscar
Una imagen de archivo de la manifestación de la última Diada / EFE

El independentismo afronta la Diada más dividido que nunca

El papel de los CDR, la reivindicación de los presos o los posibles abucheos a los líderes 'indepes' planean sobre una jornada que se celebra en un clima de crispación interna

7 min

La Diada Nacional de Cataluña de este año presenta varias novedades e incógnitas respecto a las pasadas ediciones por el nuevo contexto político catalán. Si bien en los años anteriores lo más destacado en los días previos era la previsión del número de asistentes y el tipo de performance que se llevaría a cabo, este 2018 parece que las dudas de los organizadores y participantes son otras.  

¿Será una Diada marcada por las reivindicaciones a favor de los presos políticos? ¿Qué papel jugarán los CDR? ¿Los políticos podrán caminar tranquilos por la manifestación, o pueden encontrarse con recriminaciones por parte de sus simpatizantes por recular en los últimos meses? Estas dudas y las respuestas contradictorias entre los propios independentistas dan cuenta de la fractura en el seno del independentismo, que en las anteriores fiestas patrióticas se presentaba casi como un bloque monolítico sin fisuras. 

La promoción de Torra

Con el objetivo de seguir sacando músculo, estos últimos días el independentismo ha hecho un all in para asegurarse una asistencia masiva a la Diada. Quim Torra aprovechaba la presentación de un libro este domingo para recordar a los suyos que el próximo día 11 debe ser “una gran Diada por la libertad”, donde se recuerde "a los compañeros en el exilio, presos, y a los miles de catalanes investigados, procesados o que deberán pasar por los juzgados".  

Sin embargo, la ANC –principal organizadora de las movilizaciones del 11-S junto con Òmnium—ha rechazado centrar la manifestación de la Diada en los presos. Prueba de ello es que el lema escogido de este año ha sido “Fem la república catalana” (hagamos la república catalana). Preguntada sobre la cuestión en una entrevista en eldiario.es, la presidenta de la ANC afirmaba que “la manifestación del 11 de septiembre es autodeterminista e independentista.” “Es un momento para recalcarlo y para que se vea la fuerza que este movimiento tiene, que no renuncia a sus objetivos”, aseguraba Elisenda Paluzie.

Actos institucionales

Por ello, las proclamas a favor de la libertad de los presos independentistas se celebrarán este lunes, en los actos institucionales del Govern por la Diada. Será una marcha que irá desde el Parlament hasta el Palau de la Generalitat, encabezada por los presidentes Quim Torra y Roger Torrent, que llevarán la llama del Canigó. Un acto institucional al que por primera vez no acudirá el PSC, que ha declinado la invitación alegando que el formato escogido para el evento sólo representa a "la mitad" de los catalanes. 

Otra de las incógnitas que todavía quedan por resolver es el papel que jugarán los autodenominados CDRs, que en la anterior Diada todavía no existían en el mapa de las entidades civiles independentistas. Hasta ahora, los Comités de Defensa de la República no se han pronunciado sobre la manifestación del 11-S, en lo que parece una cesión del protagonismo a la ANC y Òmnium, tradicionales organizadoras del evento. Aun así, no se descarta que puedan comunicar una acción contundente a última hora, como una acampada permanente en algún punto céntrico de Barcelona, tal y como han asegurado diversos usuarios de Twitter.

Desafección de sus votantes

Tampoco se sabrá hasta el último momento si los políticos de las fuerzas soberanistas serán bien recibidos en una manifestación en la que en años anteriores han disfrutado de un auténtico baño de masas. Las últimas declaraciones de los líderes independentistas reculando en sus posiciones podrían escenificar la desafección de sus votantes en plena Diada. La semana pasada, Gabriel Rufián fue abucheado durante un acto independentista por rechazar una lista unitaria secesionista de cara a las elecciones municipales de mayo. Y en verano, las sedes de ERC y PDeCAT recibieron un escrache de los CDR en el que les pedían que “desobedecieran o dimitieran”.  

400.000 inscritos, 1.300 autocares

En cuánto a la participación, desde la ANC apuntan que cerca de 400.000 personas ya se han inscrito para participar en la manifestación de la Diada Nacional. Según la entidad independentista, el número de inscritos es superior a la de años anteriores, así como también el número de autocares contratados, que ascienden a 1.300. Además, ANC y Òmnium han vendido hasta hoy 260.000 camisetas diseñadas para la ocasión, impresas con la emblemática montaña del Pedraforca, una cifra que también supera las ventas de años anteriores. 

La asistencia a las manifestaciones independentistas durante la Diada aumentó de 2012 a 2013, luego se redujo en 2014, para a continuación incrementarse ligeramente en 2015 y caer en 2016. En 2017, la Guardia Urbana apuntó a un ligero aumento de la participación, mientras que el Gobierno habló de los datos más bajos desde que en 2012 comenzaron las grandes manifestaciones.

A la espera de lo que ocurra el 11 de septiembre, algunas figuras públicas ya han pronosticado que la manifestación será un éxito. Así lo afirmaba Bea Talegón en TV3, que aseguró que la Diada de este año "nos sorprenderá, y mucho". "Creo que este año la Diada será histórica", decía Talegón. El año pasado, Oriol Junqueras aseguró que iba a ser "la última Diada antes de la independencia".