Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Salvador Illa con los estudios de TV3 al fondo / FOTOMONTAJE CG

Illa abre una nueva etapa en el PSC para fiscalizar TV3

El líder de los socialistas catalanes rechaza la presión del sector catalanista, cada vez más irrelevante, y descarta apoyar a ERC; el castellano y el control de la televisión catalana ya no son tabú

6 min

Lengua y TV3. Temas que durante años fueron tabúes en el PSC son ahora abordados sin complejos. Así lo ha ordenado Salvador Illa, confirmando que en el socialismo catalán se ha abierto una nueva etapa. Y que las presiones de un sector catalanista cada vez más irrelevante, tanto sobre esas dos cuestiones como en un supuesto acuerdo con ERC, no van a hacer mella. 

Según ha podido saber Crónica Global, el líder del PSC ha dado instrucciones a los diputados de su grupo parlamentario para que indaguen en la gestión de TV3 en lo que respecta al gasto público que genera y su sesgo ideológico. Se trata de un tema que, hasta ahora, había generado división entre los socialistas catalanes, pues algunos dirigentes rechazaban entrar en ese debate al considerar que ello supondría azuzar la confrontación. Igualmente tabú era, para el PSC, la inmersión lingüística. Hasta que los socialistas la abordaron en su congreso de noviembre de 2019, donde apostaron por su flexibilización. Previamente, algunos miembros de la ejecutiva del PSC ya habían planteado la necesidad de tratar esa cuestión.

 

 

El castellano y el control de la televisión catalana ya no son tabú para el PSC / CG

Discurso bilingüe

El discurso bilingüe que Illa hizo en la investidura fallida de Pere Aragonès, más allá de sublevar al independentismo más recalcitrante, confirmó esa nueva etapa que afronta el partido y que las urnas premiaron con la victoria el pasado 14 de febrero. El exministro Illa, en efecto, ganó las elecciones, convirtiéndose así en el referente del voto útil constitucionalista. Sin embargo, es el independentismo el que suma mayoría parlamentaria, de ahí que Pere Aragonès, candidato de ERC, intentara por dos veces la investidura.

El veto de Junts per Catalunya (JxCat) lo impidió, y ahora ambas formaciones negocian cómo evitar una repetición electoral que, según algunos politólogos, beneficiaría al PSC. Pero Illa no quiere volver a las urnas. “Es irresponsable”, le ha dicho a los suyos. Y tampoco dar apoyo a Esquerra, tal como insisten algunos sectores catalanistas del partido, cada vez más irrelevantes, en contra del sentir de una militancia que rechaza rotundamente un acuerdo con una formación independentista.

Presiones

“Hay presiones, sí, pero apoyar un gobierno independentista sería suicida. En las próximas elecciones, nos hundiríamos”, aseguran fuentes socialistas. Éstas mismas señalan a antiguos dirigentes del partido “muy bien colocados en instituciones catalanas” como instigadores de esa presión para que Illa facilite la investidura de Aragonès.

“Puede que a Pedro Sánchez le convenga ese acuerdo con ERC para darle estabilidad en el Gobierno, pero hoy por hoy, la posición del PSC es clara”, añade otra fuente del partido.

El juicio del 'procés', según Roures

Vía libre, por tanto, a aflorar las servidumbres de la televisión pública catalana, vía Comisión de Control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales del Parlament o a través del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC). El propio Illa se ha referido a la situación de la cadena en sus intervenciones públicas. En el foco socialista se acumulan numerosos temas, ya que la última reunión de esa comisión parlamentaria tuvo lugar el 11 de diciembre de 2020.

Pero ahora destaca, como novedad, la emisión del documental El judici --dedicado al juicio a los dirigentes independentistas en el Tribunal Supremo--, adquirido a Mediaproducción SLU --una empresa perteneciente al grupo empresarial de Jaume Roures-- por un coste de 440.000 euros. Se trata de un paquete de ocho capítulos que, según la CCMA, fue pagado con una partida ordinaria del presupuesto de contenidos de este ente que gestiona los medios públicos catalanes. Pero algunas fuentes apuntan a que se trata de una dotación extraordinaria de la Vicepresidencia económica del Govern.

Control en el Parlament y en el CAC

La diputada del PSC Beatriz Silva ha presentado una batería de preguntas al respecto ya que, en su momento, el director de TV3, Vicent Sanchis, aseguró que no había dinero para comprar esos documentales. Silva quiere saber, además, si esa producción será compensada en aras al deber de pluralismo exigible a una cadena pública.

En paralelo, Carme Figueras, miembro del CAC a propuesta del PSC, ha pedido que este organismo analice si la emisión de El judici adolece de una falta de equilibrio y de objetividad. Figueras recuerda que ha reclamado en varias ocasiones al CAC que actúe para garantizar el pluralismo en los documentales de autor emitidos.