Menú Buscar
Reunión del Govern para pedir el estado alarma / EUROPA PRESS

Confusión en el Govern con el horario del toque de queda en Cataluña

La portavoz del Ejecutivo autonómico, Meritxell Budó, sugiere las once de la noche, mientras la consejera de Salud, Alba Vergés, habla de fijarlo una hora antes

4 min

Confusión y contradicciones en el Govern sobre el horario del toque de queda en Cataluña. La portavoz del Ejecutivo autonómico, Meritxell Budó, sugiere que empiece a las once de la noche, pero la consellera de Salud, Alba Vergès, habla de fijarlo una hora antes. Lo llamativo del caso es que se vieron el viernes para hablar de la medida, y han hecho estas afirmaciones a la vez en dos emisoras catalanas.

Vergés ha atendido la llamada de El suplement de Catalunya Ràdio, donde ha explicado que los "borradores" del toque de queda sitúan el encierro domiciliario entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Por el contrario, Budó ha respondido en Via Lliure, de RAC1, que todo indica "que sería sobre las once de la noche y hasta las seis de la mañana", para garantizar que los espectáculos culturales puedan terminar y la gente tenga tiempo de llegar a casa.

Multas de 6.000 euros por romper el toque de queda

Es cierto que, repreguntada, Budó ha asumido que podría adelantarse una hora la medida, pero en ningún caso alargarla hasta las siete de la mañana. Del mismo modo, las dos consejeras han aclarado que "el horario no está establecido" todavía, y que los técnicos están trabajando en ello. Además, habrá excepciones si hay una justificación de peso. Finalmente, el Procicat lo fijará desde este domingo entre las diez de la noche a seis de la mañana, aunque los establecimientos públicos deberán bajar la persiana a las nueve de la noche.

Cabe recordar que el Govern se reunió el viernes por la tarde para solicitar el estado de alarma, un paraguas jurídico con el que aplicar el toque de queda y otras medidas. En el encuentro estaba también el consejero de Interior, Miquel Sàmper, quien, en declaraciones a Catalunya Ràdio, ha añadido que las multas por saltarse el encierro nocturno oscilarán entre los 300 euros y los 6.000 euros, aunque en ningún caso se retendrá a nadie.

Los bares y restaurantes seguirán cerrados

Por otra parte, Vergés y Budó han explicado que la aplicación del toque de queda es independiente del cerrojazo a la restauración. Es decir, que los bares y restaurantes seguirán cerrados a pesar de esta reclusión domiciliaria nocturna que el Govern impondrá en los próximos días.

"Hay medidas que se complementan. No significa que con el toque de queda se levanten las restricciones en bares y restaurantes", ha dicho Vergés, quien ha añadido que "en horario diurno se mueve mucha más gente", por lo que justifica que se mantenga el cerrojazo. Budó, en cambio, aclara que todo dependerá de la evolución de los datos epidemiológicos. En todo caso, asumen que el estado de alarma se prolongará más de 15 días.

Destacadas en Política