Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestantes de Vox se concentran alrededor de la estatuta de Colón, en Barcelona

El grupo violento Lliris de Foc incita a lanzar estatuas de Colón

La llamada en las redes sociales de Lliris de Foc coincide con una manifestación de Vox de apoyo a la estatua de Colón en Barcelona

3 min

El grupo violento Lliris de Foc, que se constituyó a finales del año pasado, coincidiendo con el otoño caliente que se vivió en Barcelona, ha lanzado una campaña en las redes sociales en la que insta a lanzar estatuas de Colón y otros monumentos que se puedan asociar a España. En el llamamiento se pide la concentración alrededor de la estatuta de Colón en Barcelona, el mismo que ha hecho Vox, con muy poca asistencia, tanto de un grupo como del otro.

El caso es que en un chat internos Lliris de Foc indica cómo derribar una estatua, a partir de las indicaciones de una activista en Twitter, @SaraParcak, que sigue muy de cerca todo lo que ocurre en Estados Unidos. Entre los mensajes se destaca  que ciudades como “New Heaven y Denver son las últimas de centenares de ciudades en retirar estatuas de Colón”.

 

 

 

 

En el “tutorial” se enseña cómo organizar a grupos de activistas para que estire “correctamente” desde un punto y el opuesto con objeto de derribar las figuras de Colón, que se han asociado ahora en Estados Unidos como referentes del “esclavismo”, en un momento muy caliente por las protestas a favor de los derechos de la población negra.

La misma llamada, pero a favor de la figura de Colón, la ha protagonizado Vox en Barcelona, con la concentración de unas pocas docenas de personas, con banderas españolas, al final de las Ramblas, donde se encuentra el monumento.

Acciones a la baja

Lliris de Foc, que se considera a sí mismo como un grupo independentista que abraza la violencia para lograr sus objetivos, ha mantenido un perfil bajo desde el otoño caliente de 2019. En las redes, en aquel momento, reclamaron hacer “efectivo” el mandato del 1 de octubre, y “liberar a los presos”.

Una de las acciones que programaron fue la de provocar algaradas el 18 de diciembre, coincidiendo con el partido de fútbol entre el Real Madrid y el F.C.Barcelona. Pese a que se quemaron algunos contenedores, con barricadas en las calles, el movimiento no ha vuelto a protagonizar otras acciones del mismo calado.