Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la conferencia con los presidentes autonómicos / EFE

Torra reclama 4.000 millones de los 16.000 del fondo autonómico

El ejecutivo catalán pide que no sea “reembolsable” ni “condicional”, algo que Sánchez ya había ofrecido para no aumentar el déficit en las autonomías

4 min

El Govern de la Generalitat mantiene una tónica a lo largo de la crisis por el Covid-19. Reclama medidas que el Gobierno de Pedro de Sánchez ya ha valorado y previsto. Y luego juega con la idea de que Cataluña se ha adelantado. Ocurre ahora con el fondo autonómico que ha puesto a disposición el Ejecutivo español, por una cuantía de 16.000 millones. En todo caso, el Govern de Quim Torra ha pedido ya unos 4.000 de ese total, lo que equivale al 25%, y con la necesidad de que no sea “reembolsable” ni “condicional”. Torra no quiere apoyar a Sánchez y muestra muchas reticencias con el plan de desescalada, pero pide su parte de ese fondo. 

Esas características del fondo, sin embargo, ya las anunció el sábado el Gobierno español. No será “reembolsable”, porque, precisamente, es la misma petición que realiza Sánchez en el conjunto de la Unión Europea: un fondo de reconstrucción que no acabe significando una carga financiera inasumible para los estados miembros. Lo que desea ahora el presidente del Gobierno es "cogobernar" con las autonomías, y tener el apoyo autonómico en un momento crucial para poner en marcha, de nuevo, la economía. 

Coherencia con las peticiones de Sánchez en la UE

En el caso de España, el Gobierno, como ha comunicado Sánchez en la reunión de este domingo a los presidentes autonómicos, no cargará en el déficit esas cuantías. Se mantiene, por tanto, el objetivo de déficit para las comunidades, del 0,2% para 2020, y la carga por la crisis del Covid la asume el Estado con ese primer fondo de 16.000 millones. En eso, Sánchez insiste en ser coherente con lo que él mismo pide en la Unión Europea.

La consejera de Presidencia de la Generalitat, Meritxell Budó, y el consejero de Economía, Pere Aragonès, han pedido ese 25% del fondo, los citados 4.000 millones, aunque son conscientes de que difícilmente lo podrán conseguir. Según Budó "es evidente que la pandemia no ha afectado a todos los territorios por igual", con el propósito de recibir más recursos que otras comunidades. Cataluña contribuye al PIB español con un 19% y a la población con el 16%.

Tres tramos de hasta 16.000 millones

La idea del Gobierno español es constituir tres tramos para ese fondo: el primero, de 6.000 millones y dos tramos de hasta 5.000 millones cada uno. La previsión es que se pueda cubrir el impacto de 10.000 millones del gasto sanitario, otros 1.000 millones en gasto social y hacer frente a la disminución de los ingresos de las comunidades de cerca de 5.000 millones de euros por el parón de la actividad.

Esas medidas se añaden a la puesta en marcha de una tercera línea de avales del ICO, por 24.500 millones, de los que 10.000 se destinan a pequeñas y medianas empresas y trabajadores autónomos.