Menú Buscar
Pere Aragonès, vicepresidente de Economía del Govern / EFE

El Govern de Puigdemont elaboró informes sobre la "vía eslovena" hacia la independencia

Documentos incautados por la Guardia Civil revelan que la Generalitat estudió el caso de la exrepública yugoslava como referencia para el 'procés'

10.12.2018 14:45 h.
8 min

La denominada "vía eslovena" que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pone como ejemplo para lograr la independencia de Cataluña --y que causó decenas de muertos en 1991-- no es una propuesta novedosa del nacionalismo catalán. Durante los registros en la casa y en el despacho del polémico exsecretario de Hacienda de la Generalitat Lluís Salvadó, la Guardia Civil incautó documentos que demuestran que el Govern de Carles Puigdemont ya valoraba esa opción desde hace tiempo.

Los informes requisados por el instituto armado --y depositados en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona-- analizan el conflicto armado de la antigua república yugoslava y el camino que siguió para crear las estructuras económicas. Estos documentos se realizaron tras un viaje de cuatro representantes del Ejecutivo autonómico a Eslovenia el 9 y 10 de enero de 2017. Los dirigentes autonómicos que viajaron a Eslovenia en enero de 2017 fueron el entonces secretario de Economía, que dependía de Oriol Junqueras, y ahora vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès; la en aquel momento directora del Departamento de Análisis Económico, Natàlia Mas y dos miembros de la Consejería de Exteriores, Adam Casals y Ana Stánic. Esta última como asesora externa radicada en Londres, especialista en derecho comunitario y con experiencia en asesoramiento al Gobierno de Eslovenia.

Muertos y heridos

Los informes del Govern exponen cómo logró Eslovenia su independencia. Precisan que la proclamó el 26 de junio de 1991 y hacen mención explícita al conflicto cifvil que se sucedió en los días siguientes, aunque no concretan expresamente que hubo más de 60 muertos y una cifra superior a los 300 heridos en la que se llamó la Guerra de los Diez Días.

"Las autoridades yugoslavas intentaron tomar el control de las fronteras evitando al ejército federal pero éste fue sorprendido por la resistencia de la policía eslovena y su defensa territorial. Después de una semana de combates hubo un alto el fuego y un acuerdo por el cual Eslovenia posponía la aplicación de la independencia tres meses. El 8 de octubre de 1991, Eslovenia se convirtió en totalmente independiente e introdujo su propia moneda, el Tolar", reza un documento del Govern catalán.

Diferencias "capitales" con Cataluña

En este análisis, el Ejecutivo de Puigdemont destaca que a principios de 1992, Eslovenia fue reconocida como un Estado independiente por los Estados miembros de la Unión Europea y en mayo de 1992, sólo 8 meses después de declarar la independencia, se convirtió en miembro de la ONU. Mencionan, eso sí, que fue posible gracias a que Eslovenia obtuvo el respaldo de Alemania y del Vaticano para independizarse, con el reconocimiento internacional.

Pero en el informe del Govern se reconocen también las diferencias que hay entre este país de la antigua Yugoslavia y Cataluña: "Una primera diferencia capital con Cataluña es que Eslovenia se encontraba en una confederación que estaba colapsando. En el caso de Cataluña, España es un Estado mucho más poderoso. También la fuerza con la que el sí ganó el referéndum". Así, destacan que resultó "clave" para lograr sus propósitos, que en Eslovenia, el respaldo a la independencia obtuviese el 88,5% de los votos con un 94,8% de participación. Lejos de los resultados del referéndum ilegal del 1-O en Cataluña que difundió el Govern --sin ningún control efectivo--: 43% de participación y 90,2% a favor de la secesión.

Cuenta fiduciaria en Luxemburgo

La Guardia Civil no descarta que el Gobierno autonómico hubiera guardado dinero en el exterior, tal y como hizo Eslovenia durante su proceso de secesión creando cuentas fiduciarias en Luxemburgo. De hecho, en el citado viaje Aragonès se entrevistó, entre otros, con el gobernador del Banco Central de Eslovenia, así como el que lo fue en el momento de la independencia; con el que era primer ministro en 1991, con el que fue el ministro de Economía y con el negociador jefe de la deuda de Eslovenia en el momento de separarse de Yugoslavia.

Del resultado de estas conversaciones, en el informe del Govern también se recogen numerosas recomendaciones que les hicieron estas autoridades. De entre estas, la Guardia Civil destaca la creación de una cuenta fiduciaria en Luxemburgo, que las autoridades eslovenas se procuraron con el objetivo de acumular recursos para hacer frente al pago de sus deudas una vez que se hubiera producido la independencia. "Algo que no se puede descartar que hayan puesto en marcha los responsables independentistas", aseguran los investigadores.

Sistema de financiación

Durante los años que duraron las negociaciones para separarse de la antigua Yugoslavia, entre 1992 y 1995, "Eslovenia debía pagar a la agencia estatal yugoslava sus contribuciones para la deuda total. Para acumular los recursos para el pago de la deuda, Eslovenia creó una cuenta fiduciaria en Luxemburgo a donde se derivaban los pagos de la deuda que le podría corresponder", señala el informe de la Generalitat.

Según la Guardia Civil, no se puede descartar que esa misma estrategia la hubieran seguido los exresponsables de la Generalitat en previsión de una posible independencia de Cataluña. Los documentos que guardaba Salvadó también exponían la advertencia que les hicieron las autoridades eslovenas de que evaluasen muy bien el impacto que sus decisiones unilaterales pudieran tener en el funcionamiento del sistema de financiación porque el sector bancario y financiero podría ser un aliado importantísimo en el proceso político catalán.

Asesoría para crear el Banco Central

En este sentido y respecto a Cataluña, los eslovenos les aconsejaron que "hablaran bien con los bancos porque muchos de los bancos comerciales "probablemente no querrán trabajar" con ella "ni extender nuevo crédito". Según los papeles incautados a Salvadó, las autoridades eslovenas se mostraron dispuestas a asesorar a Cataluña para crear su Banco Central. Incluso el gobernador del Banco de Eslovenia se habría mostrado dispuesto a apoyar a la nueva república cuando el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) abordara el asunto de Cataluña.

Se ofreció también a transferir conocimiento y sistemas de información. Incluso comentó que le parecía apropiado mencionar el encuentro con Cataluña en la siguiente reunión del Consejo de gobierno del BCE, formado por los gobernadores de los bancos centrales que forman parte de la zona euro y que se reúnen cada 15 días en Frankfurt.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información