Menú Buscar
La Abogacía del Estado apunta a que el 1-O se pagó con financiación estatal

El Govern estudió un proyecto para el 1-O pagado con criptomonedas

La Generalitat tuvo sobre la mesa una propuesta de 500.000 euros para el sistema de votaciones del referéndum ilegal

7 min

El gobierno de Carles Puigdemont quería pagar algunos gastos del 1-O con la criptomoneda ethereum. En concreto, y como avanzó Crónica Global, estudió la posibilidad de contratar un sistema de 500.000 euros para la votación del referéndum ilegal. La novedad es que este sistema estaba basado en pagar la red con la moneda virtual, según explicó ante el juez el empresario y desarrollador informático Vicent Nos Ripollés.

Vicent Nos Ripollés compareció el pasado sábado, en calidad de testigo, ante el titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que investiga la creación de estructuras de Estado por parte de la Generalitat y el proceso de independencia que desembocó en el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Encuentro en Pedralbes

Este empresario, que ya había comparecido ante la Guardia Civil, según consta en el sumario, explicó ante el juez Juan Antonio Ramírez Sunyer que, a mediados de agosto, acudió a una reunión que le había organizado otro desarrollador informático, Quim Franquesa, en la que éste último también estuvo presente.

En ese encuentro, en el Palau de Pedralbes de Barcelona, estaban, entre otros, el ahora expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras, y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, como avanzó este medio.

Ethereum

Según ha explicado Nos Ripollés, antes del encuentro, él había enviado por correo electrónico un proyecto y parte de un presupuesto, que Franquesa completó y remitió a la Generalitat.

"Estaba alrededor de medio millón de euros", afirmó el testigo, quien explicó que "estaba basado en los costes de las FIS de la red" porque "el sistema necesita pagar cada vez que se hace una votación con la moneda ethereum porque es donde se alojaba toda la infraestructura".

¿Cómo funciona?

Ethereum es una criptomoneda desarrollada en 2015 por el ruso Vitalik Buterin, basada en el sistema blockchain o cadena de bloques, es decir, una base de datos distribuida, formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado, por lo que se usa para almacenar datos ordenados en el tiempo y sin posibilidad de modificación.

Según explicó el citado empresario ante el juez, durante la reunión en Pedralbes, expusieron el proyecto y aclararon las dudas. Se trataba, según dijo, de un "sistema descentralizado de votaciones que, además, permitía certificar con el propio DNI electrónico como cualquier otro certificado parecido, como el que emite el Idecat o la FNMT de Hacienda, que también hubieran sido válidos".

No se puede manipular

Así, Vicent Nos Ripollés, señaló que con este sistema se podía "certificar dentro de blockchange de la red ethereum y que eso quedara inmutable con el objetivo de que se pudiera demostrar que algo había ocurrido de verdad, en un momento dado, y que nadie podía manipular".

Según precisó, él había acudido a la reunión con la idea de que la Generalitat quería usar ese sistema para el voto exterior, pero durante el encuentro le preguntaron si podía aplicarse a todo el electorado y el dijo que sí, que si "valía para unos valía para todos".

Pago por adelantado

También abordaron los plazos y él expuso que lo tendría listo para diez días antes de las votaciones del 1 de octubre, pero pidió que el encargo se lo hicieran en una semana y que le pagaran por adelantado los 500.000 euros, porque los necesitaba para comprar la criptomoneda ethereum: "Yo pedí al empezar el trabajo cobrar íntegramente nuestra parte porque había que comprar moneda ethereum porque, si no, hay que comprarla en el mercado y si se compra toda de golpe subiríamos el precio".

También expuso que había realizado el proyecto con base en un enlace que le facilitaron de la normativa publicada por la Generalitat con las condiciones para realizar las votaciones.

Advertencias por su implicación

Según dijo, nadie le advirtió de que podría haber consecuencias legales por desarrollar ese proyecto para un referéndum de independencia, pero admitió que sí le avisaron en sentido contrario: "Dijeron que harían lo que fuera para jodernos y cosas por ese estilo", que harían "indirectamente cosas en contra de nosotros".

Según el citado empresario, Puigdemont y los presentes en el encuentro dijeron que les "parecía bien" el presupuesto y respondieron "que sí, que sí" a su petición de cobrar por adelantado.

Llega la desconfianza

Sin embargo, asegura que iban pasando los días y "no llegó nada, no se sabían quien tenía que firmar los contratos, ni ninguna historia". Fue este el motivo por el que le dijo en torno al 1 de septiembre a Quim Franquesa que él se retiraba del proyecto.

De hecho, admitió que en ningún momento le dijeron quién les iba a pagar: "Fue uno de los motivos que me generaron desconfianza a la hora de hacer el proyecto".

Otros negocios

Vicent Nos Ripollés explicó al juez que él no había mantenido ninguna reunión en el CTTI, pero admitió que con posterioridad a esta reunión sí se ha visto con el empresario y político de ERC Xavier Vendrell, que era quien había contactado con Quim Franquesa para el proyecto de las votaciones del 1-O.

En ese encuentro posterior, en Barcelona, Nos Ripollés y Vendrell hablaron de "otras cosas y otros negocios que no tenían nada que ver con esto", según el citado testigo.