Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, quien acusa a Lambán de "catalanofobia" / EP

El Govern acusa a Lambán de “catalanofobia” y le pide que "deje de escupir" sobre Cataluña

La portavoz de la Generalitat reclama al presidente de Aragón que "deje en paz a los catalanes" y se centre en "conseguir votos mejorando la vida de sus ciudadanos"

3 min

El Govern responde a las críticas del presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha tildado a los independentistas de "supremacistas" y de "letales" para Cataluña y España. Tras sus palabras, la portavoz del Ejecutivo autonómico, Patrícia Plaja, ha lamentado que haya políticos que utilicen con "tanta ligereza" ese término. "Todos tienen una cosa en común: la catalanofobia", ha asegurado. 

En una rueda de prensa tras el consell executiu, Plaja ha exigido al presidente aragonés que deje de atacar a los catalanes independentistas y asuma que "ya se ha cargado" la candidatura conjunta para celebrar los Juegos Olímpicos de invierno 2030. "Le pedimos que deje en paz a los catalanes, a los independentistas y que centre sus esfuerzos en intentar conseguir votos mejorando la vida de sus ciudadanos y no escupiendo sobre Cataluña cada vez que le ponen un micrófono por delante", ha apuntillado. 

Reunión en julio

La portavoz también se ha referido al encuentro que tienen pendiente el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el del Gobierno, Pedro Sánchez. Una reunión en la que están trabajando, pese a no tener fecha y lugar todavía. La previsión es que se produzca antes de que finalice el mes de julio, según ha explicado.

Este lunes los dos líderes coincidieron en la gala de los Premios Pymes de la patronal Pimec, donde se evidenció que suavizaron sus formas tras las últimas semanas de escalada verbal por el caso Pegasus. Sin embargo, desde la Generalitat se mantienen en que "la relación entre los gobiernos no está normalizada y está lejos de serlo". "No hay confianza", ha apuntillado.

"Las palabras ya no sirven"

Asimismo, Plaja considera que las palabras del presidente Sánchez en las que reiteraba su apuesta por el diálogo no son suficientes para regenerar la confianza. "Las palabras por sí solas ya no sirven y se necesitan hechos concretos, tangibles y compromisos que se cumplan", ha concluido.