Menú Buscar
Girona adjudica a la empresa de la familia Matamala el suministro de libros a las bibliotecas

Girona adjudica a la empresa de la familia Matamala el suministro de libros a las bibliotecas

Les Voltes se impone a Abacus en la licitación, pero deberá también ofrecer libros en castellano aunque hasta la fecha y en sus librerías solo lo hacía en catalán

3 min

El Ayuntamiento de Girona ha adjudicado el suministro de libros a la red de bibliotecas municipales a la librería Les Voltes, propiedad de la familia Matamala

Jami Matamala es el empresario y amigo íntimo del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont que dejó un impago de 600.000 euros al Institut de Finances Català. También es quien se presentó como senador y tras la convocatoria de nuevas elecciones se volvió a autodenominar exiliado regresando a Waterloo junto al expresident

Concurso público

La fundación Llibreria Les Voltes se ha impuesto a las otras dos compañías que se habían presentado en la licitación, que era Abacus y la empresa integrada por librerías Geli, Empúries y 22. La empresa de Matamala ha obtenido la máxima puntuación posible, de 100 puntos. El contrato tiene la duración de un año y es prorrogable a cuatro más. 

Se trata de la primera vez que el consistorio gerundense realiza un concurso público para adquirir fondos documentales para las bibliotecas y los servicios de extensión bibliotecaria y actualizar el catálogo audiovisual y bibliográfico. 

Tres lotes a dividir

Les Voltes ha logrado los dos primeros lotes, consistentes en un fondo bibliográfico de ficción y no ficción, mayoritariamente en catalán y castellano, con un presupuesto de 50.723,27 euros (IVA incluido) y otro fondo bibliográfico infantil, con un presupuesto de 24.929 euros. 

El tercer lote, basado en un fondo audiovisual presupuestado en 11.338,73 euros, ha sido adjudicado a Tatarana S.L.

El castellano, una excepción

Aunque la compañía de la familia Matamala siempre se ha caracterizado por vender libros y revistas exclusivamente en catalán, han explicado a Diari de Girona, que hacen "una excepción" con los libros de la red de bibliotecas públicas, y que dispondrán también de obras en castellano u otros idiomas. 

Este nuevo contrato se suma a los que la familia Matamala ya tenía con la Diputación de Girona. Un negocio siempre vinculado al poder público.