Menú Buscar
Políticos de la Generalitat y del Ayuntamiento, posando el pasado mes de febrero con una pancarta nacionalista bajo la pancarta de apoyo a los políticos presos y el lazo amarillo que preside el balcón de la Generalitat

La Generalitat se niega a quitar lazos amarillos de sus edificios durante las elecciones

El Gobierno catalán rechaza una petición que le insta a respetar la neutralidad institucional en pleno ciclo electoral

05.03.2019 17:39 h.
3 min

Los edificios e instituciones públicas en manos de la Generalitat de Cataluña seguirán luciendo lazos amarillos antes, durante y después de las elecciones generales del 28 de abril y de las municipales y europeas del 26 de mayo.

Así lo ha confirmado este martes la portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, quien ha subrayado que la Generalitat no se plantea "en absoluto" retirar ese símbolo de apoyo a los políticos independentistas en prisión preventiva y juzgados en el Tribunal Supremo por el procés.

Falta de neutralidad

El Ejecutivo catalán no contempla la neutralidad institucional que se presupone debe prevaler ante el inicio de un ciclo electoral retirándolos, haciendo caso omiso de una solicitud formal que ha formulado Ciudadanos (Cs).

Artadi lo ha afirmado durante la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, después de que Cs registrara ayer lunes una petición tanto en la Generalitat como en el Ayuntamiento de Barcelona para exigir que se quiten los lazos amarillos de las fachadas de ambas instituciones en la plaza de Sant Jaume y de sus edificios públicos para garantizar que las elecciones sean "libres y sin intromisiones políticas".

"Propaganda gratuita"

El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha explicado que presentaron estas instancias, dirigidas a Quim Torra y Ada Colau, porque consideran que la presencia de lazos y pancartas en defensa de los políticos independentistas presos "no respeta la neutralidad" exigible.

En opinión del diputado del partido naranja, la presencia de este tipo de símbolos sirven como "propaganda gratuita" a los partidos independentistas que gobiernan la Generalitat. Por ello, Carrizosa ha pedido "que las instituciones públicas no sean el altavoz del separatismo. En ningún país democrático se tolera que las administraciones públicas tomen partido en contra del sentir de una parte de la población".

Cs advirtió el lunes que elevará una queja ante la Junta Electoral si no se atiende su solicitud: "En las elecciones del 21 de diciembre de 2017, la Junta Electoral ya nos dio la razón, y dijo que los lazos y las pancartas pidiendo la libertad de los políticos presos son símbolos partidistas", explicó Carrizosa.