Menú Buscar
La astróloga Gemma Blat, que participará en el Ateneu Barcelonès en una conferencia sobre el futuro de Cataluña y la situación de España a partir de la situación de los astros. /CG

Gemma Blat: "Muchos de mis colegas astrólogos ven la independencia en 2020"

La astróloga Gemma Blat asegura que "hay una matemática de la historia que podría beneficiar a Cataluña", pero que todo dependerá de factores muy distintos en una negociación con España

10 min

Gemma Blat quiere explicar la astrología con el máximo rigor. Es astróloga, y filóloga, y ejerció de periodista, como referente en ese ámbito en el diario Avui y en el Punt-Avui. Conferenciante, Blat ha participado en programas de radio y televisión. Su obra publicada es extensa, entre otros títulos destaca Les rodes del Zodiac (Viena Edicions). Capricornio, “un signo caracterizado por su seriedad”, Blat participará el próximo 26 de octubre en una conferencia en el Ateneu Barcelonès sobre el “hundimiento de España”, con el epígrafe de “Horas decisivas”, junto a otros colegas. El título, programado por la asociación Àgora Quàntica, no convence a Blat, que no quiere hundir a nadie. Lo que propone es una lectura “rigurosa” de los astros, que influyen, a su juicio, en la vida de las personas, pero también en la de los países. Recuerda que España está bajo la regencia de Sagitario, y Cataluña bajo el signo de Escorpio. Y señala que hay consenso entre sus colegas astrólogos que la independencia de Cataluña llegará “en 2020”. Blat, sin embargo, desearía un acuerdo en el que tanto Cataluña como España sepan ceder algo sus posiciones. Tiene claro, en todo caso, que "hay una matemática de la historia que podría beneficiar a Cataluña", basándose en los ciclos de Alexandre Deulofeu.

--Pregunta: ¿Los movimientos históricos se pueden entender o prever a partir de la astrología?

--Respuesta: Sí, es así. La Astrología --yo siempre la escribo en mayúsculas-- puede preverlo todo, entre otras cosas porque el movimiento de los astros es cíclico y como decía Nietzsche existe "el eterno retorno". Hay historiadores que creen en que la historia es cíclica y que, por tanto, se repite, y hay historiadores que creen que no. Yo creo que la historia se repite en espiral, como dicen muchos, y por tanto, con la Astrología (lo digo en mayúscula) se puede prever el futuro. En esto precisamente, se basa uno de los objetivos del saber astrológico. Los astrólogos tenemos unos datos --que son las posiciones matemáticas de los planetas-- y los interpretamos. 

--Si la astrología tiene un papel en el desarrollo humano, entonces, ¿hay ciertas leyes deterministas, al margen de lo que haga el hombre?

--Hay dos tipos de astrólogos, los puramente deterministas y los que no. Yo pertenezco a los que creen que los astros inclinan, pero no obligan Astra inclinant, non necessitant. Si no tenemos un margen de libertad, yo me marcho. Aunque el margen no sea necesariamente muy amplio, no nos hemos de engañar. La realidad condiciona y la astrología significa un abanico de posibilidades que se puede o no se puede cumplir. Tú puedes ser el vecino que ayuda a todo el mundo en la escalera o puedes ser un médico que no tenga fronteras. Se trata de una misma influencia con aplicaciones distintas. 

--Hay una constante entre los historiadores sobre la impronta de determinados sucesos, sobre constantes que se repiten, aunque nunca de la misma forma. ¿Eso se percibe con la astrología, en función de la posición de los astros?

Exactamente, es así. Y hay muchas maneras de interpretar esta realidad. Por ejemplo, el gran astrólogo Boris Cristoff formuló la Tabla Periódica de la Historia, a partir de la división del tiempo en doce apartados, según los signos zodiacales y obtuvo resultados espectaculares. También el ampurdanés Alexandre Deulofeu formuló La matemática de la historia y descubrió un ciclo de unos 550 años aproximadamente, que se repite, y que coincide con uno de los ciclos planetarios. Además, la posición de los astros es significativa de cada momento. Los planetas lentos marcan las épocas y las generaciones y los planetas rápidos marcan el día a día. 

--Cataluña ha tenido distintas oportunidades históricas a lo largo de los siglos, reinterpretadas posteriormente según los intereses de cada cual. ¿Qué puede aportar la astrología sobre su futuro político?

--De esto precisamente irá la conferencia del próximo 26 de octubre en el Ateneu Barcelonés y adelantar contenidos es como explicar el final de la película. Además, somos cinco astrólogos y cada uno aportará su propio matiz. La Astrología es como la medicina y a veces hay que consultar distintos médicos.

--¿Hay un cierto consenso entre astrólogos sobre ese futuro político de Cataluña, que algunos auguran que será independiente en 2020?

--Muchos de mis colegas astrólogos opinan de este modo, que será independiente en 2020, y cada uno hará su exposición y formulará su tesis. Ya lo hicimos el pasado abril. Dado el éxito de nuestra conferencia anterior, decidimos repetirla, aunque con nuevas aportaciones. Las circunstancias nunca son las mismas y cada día ocurren nuevos acontecimientos.

--¿En esa lectura e interpretación sobre los astros, ¿cómo quedaría España? ¿Pasa por su mejor momento, o tendrá dificultades, al margen de lo que pueda hacer Cataluña?

--Según la tradición astrológica más conocida, Cataluña y España acostumbran a tener problemas, porque Cataluña está bajo la regencia de Escorpio y España bajo la de Sagitario. Y cada signo zodiacal posterior representa dificultades para el anterior. Es un poco simple, pero funciona. Cataluña y España ya han pasado por graves problemas, y lo bueno sería que estos problemas se solucionaran. España debería tener una actitud más abierta y tolerante y Cataluña tendría que poder decidir. O al menos eso es lo que yo creo. Pero como dijo el historiador Pierre Vilar, la  realidad de la península ibérica está condicionada por su propia orografía y el centro y la periferia son distintos y creo que ahí radican en parte los problemas. Pero en el futuro de España y de Cataluña no sólo intervienen los astros, también lo hacen muchos otros factores. 

--Muchas personas no entienden el trabajo profesional de un astrólogo. ¿Qué les diría?

--Ser astrólogo es una profesión extraordinaria. No se trata de tener videncia o de tener intuición, si no de saber leer la realidad a través de los astros. Si sabemos leer, podremos interpretar el pasado, el presente y el futuro y tener el mapa de carreteras de la propia vida será jugar con ventaja. Si sabemos hacía donde gira el viento, avanzaremos mejor en todos los aspectos, tanto a nivel personal como a nivel colectivo. 

--¿Hay más necesidad que nunca de entender el mundo a partir de la astrología?

--Hay una necesidad real de entender el mundo, porque nos faltan teorías de pensamiento amplio. Como decía Einstein, la Astrología es la única explicación global y coherente que existe, porque hay que saber mirar con perspectiva y enlazar y comprender todos los puntos y los extremos de la realidad. 

--¿Hay políticos que aprovechan el equilibrio de los astros para sus intereses, que saben interpretarlos?

--Por descontado. Y estaría bien que no sólo los políticos si no todo el mundo aprovechara el saber astrológico para aplicarlo a su vida y a sus circunstancias. La Astrología nos marca los buenos y los malos momentos, y nos enseña a encauzar energías y a saber utilizarlas. Los poderosos siempre se han valido de este conocimiento milenario. Afortunadamente, ya ha llegado la hora en que la Astrología se ha democratizado y ahora cada hijo de vecino, si quiere, puede contar con su carta astral. Y tener información extra sobre la realidad, puede modificar la propia realidad.  

Destacadas en Política