Menú Buscar
Carles Puigdemont en la pantalla durante la presentación del movimiento Crida Nacional per la República, con Ferran Mascarell en el atril/ CG

Puigdemont quiere a Mascarell para competir contra Valls

El entorno del expresidente lanza la idea de ganar como sea la capital catalana para la causa independentista con el exdirigente del PSC

07.08.2018 00:00 h.
3 min

El exdirigente del PSC y delegado del Gobierno catalán en Madrid, Ferran Mascarell, es el elegido. El entorno de Carles Puigdemont desea que sea el alcaldable por Barcelona, y el mismo Mascarell se deja querer desde hace meses. Antes del verano defendió su candidatura, como apuntó Crónica Global, y en septiembre tiene previsto un acto para difundir su propuesta, en contacto con diferentes activistas independentistas, entre ellos Jordi Graupera, que promovió la idea de impulsar un proceso de primarias para elegir al mejor candidato independentista para derrotar a Ada Colau y a la previsible candidatura del ex primer ministro francés Manuel  Valls.

La capital catalana se ha convertido en una obsesión para el independentismo, que quiere intentar, de nuevo, una vía unilateral si se dan las circunstancias. Y Ferran Mascarell puede ser el hombre, por su trayectoria, y por proceder de las filas del PSC, con lo que se intentará entrar en un terreno cercano, no tanto a los socialistas –con líneas rojas con el independentismo desde la dirección de Miquel Iceta— como a los comuns.

Proceso de primarias

Sin Barcelona, el independentismo está cojo. Es la convicción del entorno de Puigdemont, en el que tiene una posición determinante el historiador Agustí Colomines. El propio Colomines y Mascarell han sido claves también en el impulso de la Crida Nacional per la República, el proyecto político de Puigdemont, con el que una buena parte del independentismo irá a las elecciones municipales.

Ese intento de Puigdemont, y después de que el propio presidente de la Generalitat, Quim Torra, haya considerado como vital ganar la ciudad de Barcelona, deberá contar con un proceso de primarias. Es la petición de la ANC, y de Jordi Graupera, que proyectó esa idea. Por ahora, no hay otros candidatos, a la espera de que se concrete la opción de Mascarell.

A la espera de Valls

El PDeCAT eligió, en un proceso interno de primarias, a Neus Munté como alcaldable. Pero, tras el congreso que ha acabado con la dirección de Marta Pascal, tras las maniobras de Puigdemont, el partido acabará integrado en la Crida Nacional. Munté podría formar parte de la lista, como el propio Graupera, pero encabezada por Mascarell.

Con ese intento del independentismo –Esquerra sigue rechazando ese proceso— en el otro lado se puede definir otra candidatura, con Manuel Valls. El constitucionalismo trabaja en esa dirección, aunque sin el concurso del PSC, y con el apoyo de Ciudadanos y del PP, a la espera de que Valls dé el paso definitivo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información