Menú Buscar
El cantante del grupo Txarango, en el concierto de la Merrcè / CG

Fachin y Reguant interrumpen un concierto de la Mercè para llamar a votar el 1-O

El grupo municipal popular denuncia que se cedan espacios públicos para organizar mítines y se politicen las fiestas de Barcelona

4 min

Las fiestas de la Mercè, patrona de Barcelona, no han estado exentas de política. La situación real que se vive actualmente en Cataluña, con movilizaciones en protesta por los operativos policiales ordenados por el juzgado de instrucción número 13 de la ciudad, ha salpicado también a los macroconciertos organizados bajo el amparo del Ayuntamiento de Barcelona.

Estos espacios, que suelen convertirse en el paréntesis de la sociedad para olvidar la cotidianidad del día a día, se han convertido ahora en una plataforma de impulso para el colectivo independentista que apoya el referéndum ilegal del próximo domingo 1 de octubre.

“El pueblo manda”

Ocurrió la noche de este sábado, en la playa de Bogatell de Barcelona, en el concierto del grupo catalán Txarango. El cantante invitó al escenario a la concejal de la CUP Eulalia Reguant; al dirigente de Podemos Albano Dante-Fachin y a varios representantes de Òmnium Cultural para que tomaran el protagonismo del evento y llamaran a votar en el referéndum.

“El 1 de octubre estaremos todos en la calle porque nadie decide por nosotros, ni el Estado, ni la Guardia Civil, ni los políticos. El pueblo manda, el Gobierno obedece”, decía el cantante del grupo. “Queremos al pueblo español, a la cultura española, queremos su libertad y que puedan caminar”, añadía.

Contra los medios

Entre la multitud, gritos de “Votaremos”, “Independencia”, “Las calles serán siempre nuestras” y “No tenemos miedo” –este último utilizado inicialmente tras los atentados en Las Ramblas de Barcelona--. Cánticos que no todos compartían, vistas algunas de las expresiones de negación ante lo que estaba pasando en el escenario.

Fachin lanzaba un dardo, principalmente, a varios medios de comunicación: “Estos días, Rajoy, Soraya, El País, La Razón, Inda y Marhuenda dicen que hay un pueblo dividido entre los del sí, los del no y los que se lo están pensando”, espetaba tras negar que fuera así. “No tenemos miedo de sus querellas ni del barco de Piolín”, añadía en referencia a la embarcación en la que permanecen los agentes de la Policía Nacional trasladados a la capital catalana para el dispositivo del 1-O.

Reguant se mostraba agradecida con Txarango y la sociedad “por haber ocupado las calles esta semana, habernos defendido ante un Estado fascista que nos prohíbe pensar, hablar y votar”. La cupaire canalizaba toda su energía en pedir que los catalanes voten el próximo domingo y llamaba, también, a la huelga el día 3 de octubre “porque para cambiarlo todo necesitamos una huelga general”.

Mitin encubierto

El grupo municipal del PP, uno de los principales partidos de la oposición al gobierno de Ada Colau, ha denunciado lo que considera una utilización independentista en las fiestas de todos los barceloneses, no solo de los separatistas. “Es inadmisible que en un escenario municipal y en un acto público y abierto se ceda la palabra a diputados para lanzar proclamas independentistas por concejales de la CUP y diputados de Podemos”, ha dicho este domingo Alberto Fernández, líder popular.

Demuestra, a su parecer, una falta de escrúpulos con la que se vulneran los derechos de “aquellos jóvenes barceloneses que iban a un concierto pero tuvieron que tragarse diez minutos de un mitin independentista”. Fernández ha lamentado que Colau haya silenciado estos hechos y diga que las fiestas se desarrollan con total normalidad.