Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Artur Mas y Mònica Terribas, en la presentación del libro del expresidente celebrada en la Pedrera / CG

La ‘estresante’ agenda oficial de Artur Mas: libro, cenas y bolos en televisión

El expresidente, cuyo sueldo alcanzó los 120.000 euros, participó el año pasado en 121 actos, según la memoria de su oficina, con gastos que superan los 30.000 euros, la mayoría destinados a seguridad

5 min

Cenas, desfiles de moda, galas benéficas, partidos de la Champions, entrega de premios, entrevistas… Y sobre todo, un libro testimonial que requería mucha documentación. Estas son algunas de las actividades que, a lo largo de 2019, llevó a cabo Artur Mas. Así consta en la memoria de la oficina del expresidente, presentada en el Parlament, en pleno debate sobre la subida del sueldo de los exmandatarios catalanes.

En breve, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña deberá determinar si Mas tenía derecho a cobrar la retribución --llegó a cobrar 120.000 euros en 2018, cifra que luego ha bajado a 110.000 euros-- mientras estuvo inhabilitado por organizar la consulta del 9N. Una pensión superior a la de José Montilla --que ahora se incorpora a Enagás y renunciará a su sueldo de expresident-- y Pasqual Maragall --89.000 euros--, mientras que Jordi Pujol perdió todos sus privilegios al confesar que había ocultado dinero en Andorra.

Un total de 121 actos

La citada memoria, a la que ha accedido Crónica Global, detalla los 121 actos en los que Mas participó a lo largo del año pasado, así como los gastos que genera su oficina, situada en el Palau Robert --edificio propiedad de la Generalitat-- en la confluencia del paseo de Gràcia y avenida Diagonal.

Mas dispone de una partida de gastos de funcionamiento de ese despacho, que el año pasado ascendieron a 30.221 euros, de los que 17.422 correspondieron a seguridad; 10.429 a desplazamienos y alojamientos de los miembros de seguridad y la oficina; 1.778 euros a comidas protocolarias de representación, 305 a prensa, 216 euros a compras y 88 a gastos en general.

gastos oficina mas
Gastos de la oficina del expresidente Artur Mas en 2019

Mas tiene a su disposición a tres personas en su oficina --el último fichaje es el de la exsecretaria de Jordi Pujol, la histórica Sònia Potau-- y, según narra en la citada memoria, 2019 fue un año “con marcado acento electoral”, ya que en pocos meses se celebraron elecciones municipales, generales y europeas. “Este hecho, y la dinámica institucional que se deriva, ha requerido una especial atención por parte del presidente Mas”, explica.

Asimismo, se alude al “encargo que ha recibido el presidente Mas de una empresa editorial para publicar un extenso libro sobre su experiencia y vivencia como presidente de la Generalitat”, que “ha concentrado una parte de los esfuerzos importantes de recopilación de información, de sistematización de la misma y de confección de textos”. Se refiere al libro Cap fred, cor calent. El procés en primera persona (Columna), presentado el pasado mes de febrero y que reunió a la vieja y nueva guardia convergente en La Pedrera de Barcelona.

La sentencia del Tribunal Supremo

El expresidente menciona, como hechos importantes de 2019, la sentencia firme del Tribunal Supremo por la consulta del 9N celebrada en 2014, a la que fue condenado a 13 meses de inhabilitación, y “la sentencia del Tribunal de Cuentas confirmando la sanción económica del citado proceso participativo”

El documento explica por meses los actos incluidos en la agenda oficial de Mas, entre los que destacan cenas, conciertos solidarios, visitas a empresas, asistencia a desfiles de moda y, especialmente, intervenciones en medios de comunicación. En este sentido, Artur Mas participó en 37 entrevistas y tertulias en prensa, radio y televisión.

El mes de octubre --cuando coinciden los aniversarios del referéndum del 1-O y la declaración unilateral de independencia--, fue el más intenso para el expresident, con 21 actos, de los que la mitad fueron apariciones mediáticas.

El pasado mes de mayo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) pidió a Fiscalía que informara si el sueldo percibido por Artur Mas en su condición de expresidente estaba afectado por su inhabilitación de 13 meses por organizar la consulta independentista ilegal del 9-N, condena que terminó en febrero pasado. La Fiscalía respondió a favor del cobro de esos emolumentos.