Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El diputado Gabriel Rufián en el Congreso / EFE

ERC se abre ahora a facilitar al Gobierno la prórroga del estado de alarma

Rufián señala que Esquerra podría pasar del ‘no’ a la abstención y que ya negocia con el Gobierno los cambios exigidos

3 min

Esquerra no quiere quedarse descolgada. Sabe que el Gobierno de Pedro Sánchez ha encontrado un posible socio en Ciudadanos y que el PNV se ha convertido en un aliado determinante para el Ejecutivo español. En esa tesitura, y con la necesidad de ‘vender’ que es una formación útil, el diputado de ERC, Gabriel Rufián, ha señalado que ya negocia con el grupo parlamentario socialista sacar adelante una nueva prórroga del estado de alarma. Aunque la posición inicial es el ‘no’, Rufián ha considerado que se negocia un cambio de posición.

“No hay alternativa al estado de alarma”, ha asegurado Rufián, dando a entender que el voto de ERC “puede cambiar de cara a la semana que viene” si se atienden los cambios que exigen los republicanos.

El diputado Gabriel Rufián en la sesión de control en el Congreso / EP
El diputado Gabriel Rufián en la sesión de control en el Congreso / EP

La buena relación de Rufián con Lastra

Al Gobierno también le interesa. La estrategia de Pedro Sánchez se centra ahora en sacar adelante una prórroga del estado de alarma por un mes seguido, hasta finales del mes de junio, y quiere exhibir que dispone de una geometría variable, haga lo que haga el PP que dirige Pablo Casado.

Según Rufián “ellos saben lo que queremos y se han comprometido a estudiarlo, y eso es un cambio, aunque ahora ERC sigue en el ‘no’”. Pero el diputado de Esquerra es partidario de la abstención. Esa fue su posición la pasada semana, pero no pudo imponerla en el seno de la dirección de su partido. Ahora cree que sus tesis podrán triunfar, siempre que los socialistas colaboren. En su haber, Rufián dispone de una buena relación con la portavoz del PSOE, Adriana Lastra.

Hay un "cambio" en el PSOE

¿Qué es lo que pide ERC? Algo que ya ha interiorizado el Gobierno de Sánchez, que las consejerías de las comunidades autónomas no sean “meras transmisoras de datos”, y que se permita, realmente, a los gobiernos autonómicos la “cogobernanza” de la que habla el presidente del Ejecutivo español.

Hay otro grupo de propuestas que hacen referencia a medidas socio-económicas, relacionadas con el paro y la conciliación familiar. Pero Rufián ha admitido “el cambio” en la actitud del Gobierno, que le ha llevado a contar con Ciudadanos, PNV, Compromís y Bildu, que, a diferencia de ERC, se abstuvo en la cuarta prórroga del estado de alarma.