Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las bases de ERC, con Junqueras al frente, aprueban su hoja de ruta hacia la independencia en una imagen de archivo / EFE

ERC aprueba su plan para la independencia: si falla el diálogo, desobediencia

La formación dirigida por Junqueras y Aragonès apuesta por reforzar la "negociación" con el Gobierno, pero advierte de que, si así no logra la secesión, pasará al "desbordamiento democrático"

7 min

Las bases de ERC han aprobado este domingo con 669 votos a favor (un 97,24%), 7 en contra y 12 en blanco la nueva ponencia del partido que actualiza la estrategia política de la formación nacionalista.

Esta hoja de ruta refuerza su apuesta por el diálogo con el Gobierno para negociar la independencia de Cataluña, pero también deja claro que, en caso de no conseguirlo por esa vía, apostarán por la "desobediencia" y el "desbordamiento democrático".

'Escribimos el futuro republicano'

Así se ha decidido en la Conferencia Nacional de ERC que se ha celebrado este fin de semana en La Farga de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde hace cuatro años el partido ya celebró una conferencia similar en la que consagró su giro hacia la vía negociada para la secesión.

La ponencia ha sido coordinada por el exconsejero y actual vicesecretario general de Prospectiva y Agenda 2030 de ERC, Raül Romeva (condenado a 12 años de cárcel por sedición y malversación por su participación en el procés e indultado tras tres años y medio en la prisión) y lleva por título Escribimos el futuro republicano. El texto se resume en diez puntos clave.

1. Apuesta por la mesa de negociación

Los independentistas se reafirman en que la mejor manera de resolver el "conflicto político" es a través de un proceso de negociación y un diálogo "sincero, sin condiciones y en que se pueda hablar e todo".

De hecho, los asistentes a la Conferencia Nacional tumbaron ayer de forma rotunda una enmienda a la totalidad que defendía la unilateralidad, una "ponencia alternativa" presentada por el sector crítico Colectivo Primero de Octubre que ya había sido rechazada en la mayoría de asambleas territoriales.

2. Revitalizar la movilización

Si bien dejan claro que "la mejor confrontación democrática" es la mesa de negociación, apuntan que debe ir acompañada de una "revitalización del movimiento social, amplio y transversal, a favor de la independencia", como también de "fortalecer los grandes consensos, como la amnistía y la autodeterminación".

3. Metodología y calendario

Uno de los puntos añadidos por las bases a través de las hasta 400 enmiendas incorporadas a la ponencia ha sido el exigir que en esa negociación se "establezca una metodología clara, un calendario acordado de reuniones que se pueda cumplir, así como el retorno pertinente a la ciudadanía de los acuerdos fruto de la negociación".

4. Sin corsés ni plazos inamovibles

"Hemos aprendido que ponernos límites y corsés en formas de fechas fijadas u hojas de ruta inamovibles nos debilita y nos limita el margen de maniobra", admite ERC. "Por eso no hablamos de cuándo se producirá la independencia, sino qué condiciones hacen falta para llegar y trabajar para que se den esas condiciones".

5. Amnistía y autodeterminación

La propuesta de ERC para la mesa de negociación sigue inamovible: por un lado, amnistía, para "poner fin a la a la judicialización del conflicto"; y, por otro lado, derecho de autodeterminación, a través de un referéndum "vinculante y con reconocimiento internacional", porque es "la más homologada a nivel internacional".

6. Desobediencia, si la mesa fracasa

ERC también admite que "no es ingenua" y, por ello, debe "estar preparada por si la negociación no da los resultados esperados" y ", por lo que en ese caso se apuesta por "construir alternativas democráticas para afrontar ese embate", siempre por vías "no violentas".

"No renunciamos ni renunciaremos --añade el documento-- a ningún instrumento democrático que nos permita decidir sobre nuestro futuro colectivo para llegar a la república catalana, desde acciones de desobediencia política y social hasta acciones de desbordamiento democrático para hacer posible el derecho de autodeterminación".

7. Complicidad interna e internacional

Para evitar "planteamientos antipolíticos que generan frustración y derrotismo" y "reconectar" con los sectores más desmovilizados del independentismo, ERC saca varios aprendizajes, entre ellos que se deben tejer más "complicidades" internas e internacionales.

En este sentido, ERC contempla "apelar a organismos externos, como la Unión Europea, el Consejo de Europa o la ONU, entre otros".

8. Gestionar bien el "mientras tanto"

La formación liderada por Oriol Junqueras considera que "gobernar bien es la mejor carta" de ERC y que el independentismo debe ser "atractivo también en el mientras tanto" y el día a día.

9. Consenso estratégico independentista

La formación admite que articular un "consenso estratégico" y superar las "discrepancias, los reproches y las peleas internas que alejan de la victoria" sigue siendo uno de los principales retos, por lo que ERC se reivindica como una formación que sabe "aprender, huir de las lamentaciones, que no busca culpables y que no tiene miedo de asumir responsabilidades".

10. Horizonte 2030 y 2040

La ponencia política de la formación nacionalista no solo se centra en la cuestión independentista, sino que dedica buena parte el documento de 48 páginas a sentar las ejes de futuro de un partido que apuesta por el feminismo, el ecologismo, la lucha contra el cambio climático, el pacifismo, la defensa de los derechos LGTBIQ+, el municipalismo, la defensa del catalán o de políticas públicas como la atención a la salud mental, entre otros.