Menú Buscar
Laura Borràs, abrazando a Torra en el programa 'FAQs' de TV3 / @LauraBorras

El entorno de Puigdemont asedia a TV3 por no dar más protagonismo a Laura Borràs

La diputada Aurora Madaula, tertulianos como Ramón Cotarelo y el mosso Albert Donaire afean a la televisión pública catalana que no diera su comparecencia en directo en el programa 'Tot es mou'

5 min

El suplicatorio para que la diputada de JxCat Laura Borràs sea investigada por el Tribunal Supremo por presuntos delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración y falsedad documental ha desatado el nerviosismo en la formación posconvergente. A las críticas de la propia afectada y de su entorno político más cercano --entre ellos, el presidente de la Generalitat, Quim Torra-- contra la justicia española, se han sumado ahora otras que afectan incluso a TV3, a la que critican por la cobertura informativa de su rueda de prensa de ayer en el Congreso.

Dirigentes y personas afines al prófugo Carles Puigdemont han aireado públicamente su disgusto por el hecho de que la televisión pública pagada por todos los catalanes no ofreciera en directo, en el programa Tot es mou de TV3, la comparecencia de Borràs. Es el caso de la diputada Aurora Madaula, a quien, además, le parece indignante que se conectara con la del director "del centro de alertas español", Fernando Simón.

"Este no era el objetivo de tener una televisión catalana"

Madaula (JxCat), que se define como historiadora en su perfil de Twitter, se ha permitido criticar y aleccionar a los responsables de la cadena pública autonómica con este comentario: "TV3 no ha considerado importante retransmitir la rueda de prensa de Laura Borràs, diputada catalana a la que el Congreso quiere votar un suplicatorio, pero conectan en directo con la del director del centro de alertas español", afirma, en tono claramente desdeñoso. Y, acto seguido, apostilla su reproche con una sentencia que da la talla de cuál es su concepto de la neutralidad y pluralidad informativa que se presupone a un medio de comunicación pagado por toda la ciudadanía: "Este no era el objetivo de tener una televisión pública catalana".

"No son periodistas, son sicarios"

En la misma línea, otros propagandistas afines a Puigdemont, como el tertuliano Ramón Cotarelo, también han atacado a TV3 con gruesas acusaciones, de la talla de "esto no es periodismo; es gangsterismo. No son periodistas, son sicarios. Ninguna diferencia con TVE".

Y otro tanto ocurre con el mosso Albert Donaire, líder de la asociación Mossos per la República, quien ha instado a los responsables de la cadena --por lo general, afines al nacionalismo catalán y a sus dirigentes-- a "no secuestrar a los medios de comunicación para intereses partidistas ni ser sólo el escenario de unos para controlar la opinión pública". Comentario que denota la guerra soterrada que mantienen JxCat y ERC por el control de la cadena.

A Borràs se la acusa de haber facilitado, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes, la adjudicación presuntamente irregular de una serie de contratos fraccionados a un amigo por valor de casi 260.000 euros. Algo de lo cual existen sospechas por algunos correos electrónicos que intercambiaron.