Menú Buscar
El candidato del PP a la alcaldía de Barcelona, Josep Bou (c), junto al número dos de la lista por Barcelona, Óscar Ramírez (d) / PPC

Los dos concejales del PP en el aire que pueden beneficiar al PSC

El recuento de votos final podría aportar un concejal más a los socialistas y a Junts per Catalunya, ante la imposibilidad de que Josep Bou los conserve

4 min

Los dos concejales del candidato del PP, Josep Bou, en el Ayuntamiento de Barcelona están en el aire. El recuento de los votos final está pendiente por parte de la Junta Electoral. Bou lo tiene complicado, porque el PP logró superar la barrera del 5% por la mínima, con el 5,01%. Ese porcentaje garantiza la representación, y la revisión de las papeletas podría resultar letal para Bou. Todo depende de sólo 45 votos. ¿Pero quién se puede beneficiar de ello?

El PP logró dos concejales este pasado domingo, Josep Bou y Óscar Ramírez. La lista sumó un tal de 37.745 votos. Si algunos de estos sufragios quedan anulados, tras el recuento final de la Junta Electoral, que se realizará este miércoles, los dos ediles se esfumarán.

La operación del PSC

A partir de los restos de votos que no se han convertido en concejales, a través de la ley electoral, se reasignarán los concejales entre el resto de fuerzas políticas. Diferentes expertos señalan a Crónica Global que uno de ellos podría ir hacia la lista del PSC y el otro hacia Junts per Catalunya.

Aunque eso no varía la posible elección de Ernest Maragall como alcalde de Barcelona, sí puede facilitar la operación que pretende impulsar el PSC. Los socialistas pasarían de ocho a nueve concejales, a solo uno de ERC y de Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau. En el caso de Junts per Catalunya, la lista pasaría de cinco a seis.

En busca de una mayoría de 21 

Con nueve concejales, el PSC se vería con más fuerza para intentar un acuerdo con Ada Colau que le diera la alcaldía a Jaume Collboni, con el apoyo de la candidatura de Manuel Valls, que logró seis ediles.

Quedan varias semanas para que se constituyan los consistorios. Será el 15 de junio cuando se reúna el plenario del Ayuntamiento de Barcelona y elija a su alcalde. En caso de no haber una mayoría de 21 concejales --la mayoría absoluta-- será elegido alcalde el cabeza de la lista más votado en las elecciones.

Si Collboni quiere ser alcalde, debería contar con los ocho del PSC, los diez de Ada Colau y por lo menos tres de la candidatura de Valls. Si obtiene el PSC obtiene uno más, producto de la lista de Bou, los socialistas solo necesitarían dos votos de Valls. Para el PP sería una pésima noticia perder esos dos concejales que ha obtenido, ciertamente, por la mínima, superando por décimas esa barrera del 5%. Quedaría fuera del consistorio, y lejos de los tres ediles que obtuvo el anterior jefe municipal del partido, Alberto Fernández Díaz.