Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau y el cementerio de Poble Nou, Barcelona / CG

Barcelona ingresa 7,5 millones con los desahucios de nichos

Estupor en el sector funerario porque Cementiris, empresa municipal, desaloja sepulturas en plena pandemia

4 min

Barcelona ha ingresado 7,5 millones de euros desahuciando nichos por impago. Es lo que revelan las cuentas de 2019 de Cementiris de Barcelona (Cbsa), empresa municipal, que arrojan unas aportaciones de 3,8 y 3,7 millones de euros para 2018 y el pasado ejercicio procedentes de donaciones procedentes del proceso de desahucio de sepulturas. Esto es lisa y llanamente nichos que se vacían y sus contenidos acaban en el osario, una suerte de fosa común.

Según revelan las cuentas de 2019 de Cbsa, a las que ha tenido acceso este medio, Cementiris, una máquina de hacer dinero, declaró 3.708.581 euros por este motivo, aportación que recaló en el capítulo de subvenciones. Este medio entiende que esta cantidad contabiliza el importe impagado por el titular del nicho y la cantidad que puede obtener Cementiris si comercializa el espacio. Sea como fuere, la cifra se mantuvo estable a la baja (-3,05%) con respecto al ejercicio anterior.

Empresa: "Previsión de 6.000 sepulturas"

Preguntada por la cuestión, una portavoz de Cementiris de Barcelona ha señalado que la firma pública "trabaja con una previsión de 6.000 sepulturas" para desahuciar, una cifra avanzada por Metrópoli Abierta. Estos nichos son los que acumulan 20 años consecutivos con impago de la cuota anual de conservación. La empresa que preside Eloi Badia, concejal de Transición Ecológica, y que dirige Miquel Trepat subraya que el deshaucio se efectúa con arreglo a la Ordenanza de Cementerios. Asimismo, destaca que "generalmente, la no asunción de las obligaciones económicas en periodos dilatados de tiempo comporta una situación de abandono de la sepultura, hecho que afecta la imagen y estética de los cementerios".

Pero, ¿hay garantías? "La caducidad es un procedimiento tasado. Se da audiencia al interesado con todas las garantías del procedimiento administrativo. Ésta tiene por objeto posibilitar que el titular de un derecho concesional deje de gozar del mismo al no verse satisfechas las obligaciones vinculadas", ha señalado la misma fuente oficial.

"En 2018 y 2019 no se iniciaron expedientes"

Pese a que las cuentas anuales de la enseña muestran "movimientos" de donaciones por desahucios por un total de 7,5 millones en 2018 y 2019, la empresa municipal de camposantos precisa que "en ninguno de los dos ejercicios se inició proceso alguno de caducidad". Si se hubiera procedido a desahuciar, ello habría servido para "asegurar la continuidad de la dinámica de servicio de los cementerios hacia la comunidad asegurando la disponibilidad de sepulturas para las familias que las necesiten, en los nueve cementerios de la ciudad". 

¿Cómo funciona el procedimiento? "Cuando finaliza el expediente de caducidad y Cementiris recupera la sepultura, se realiza un vaciado de la misma y se procede a su revisión y, si es pertinente, rehabilitación, antes de volver a colocarla en el circuito concesional".

Sector: "¿Desahucios en plena pandemia?"

Fuentes del sector han apuntado al hecho de que los procesos de desahucio de sepulturas en Barcelona tienen lugar en plena pandemia, cuando se precisan los nichos para episodios como el colapso de las cremaciones de primavera. Y, también, en plena crisis económica para las familias barcelonesas. Tampoco menor es el hecho de que Cementiris ha optado por hacer una limpieza de sepulturas después de que el Ayuntamiento de Barcelona encareciera la tasa de conservación de nichos en pleno pico de fallecimientos por el Covid-19.

Finalmente, desde la industria funeraria se recuerda, además, que Cementiris es una empresa que arroja beneficios año a año, siendo un aportador neto a las cuentas de Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), el grupo de empresas participadas por el Ayuntamiento.

Destacadas en Política