Menú Buscar
Ignacio Garriga (Vox), Inés Arrimadas (Cs), Jaume Asens (Podem), Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC), Laura Borràs (JxCat), Cayetana Álvarez de Toledo (PP) y Mireia Vehí (CUP), antes de empezar el debate de TV3 / TV3

El debate de TV3 evidencia la división irreconciliable de Cataluña

Los candidatos de ERC, PSC, ECP, JxCat, Cs, PP, Vox y CUP se muestran incapaces de encontrar ni un solo punto de acuerdo de cara al 10N en un coloquio bronco y de bajo nivel

06.11.2019 00:35 h.
8 min

El debate de candidatos a las elecciones generales del 10N celebrado este martes en TV3 ha aportado pocas novedades, más allá de evidenciar la profunda fractura interna que sufre Cataluña y de mostrar las posiciones irreconciliables entre los diferentes partidos.

La contienda entre los ocho representantes políticos --Gabriel Rufián (ERC), José Zaragoza (PSC), Jaume Asens (Podem), Laura Borràs (JxCat), Inés Arrimadas (Cs), Cayetana Álvarez de Toledo (PP), Ignacio Garriga (Vox) y Mireia Vehí (CUP)-- ha sido un fiel reflejo de la ruptura de la convivencia generada por el procés. De hecho, el proceso independentista ha dejado el resto de las cuestiones en un segundo plano, que solo se han abordado de forma superficial en la parte final del debate. Como muestra de ello, basta señalar que la primera cita a las pensiones ha tardado hora y media en aparecer, y a la dependencia casi dos horas, en un debate de casi dos horas y media de duración. Un coloquio que el propio Asens ha calificado de “espectáculo lamentable” por los constantes, broncos y estériles encontronazos y por la ausencia de propuestas serias.

Ruptura entre ERC y JxCat

ERC y JxCat han puesto de manifiesto que sus diferencias parecen, a día de hoy, insalvables. Rufián ha reiterado sus propuestas estrella: una amnistía para los condenados por el procés y un referéndum secesionista.

Borràs, en cambio, ha apelado a la unidad de los partidos secesionistas y ha propuesto "un gran grupo independentista" en el Congreso --sin obtener respuesta alguna ni por parte de ERC ni de la CUP--. Más allá de eso, ha dedicado la mayor parte de sus intervenciones en arremeter contra la "represión" del Estado. También ha recuperado el España nos roba, al denunciar un supuesto déficit fiscal de más de 30 millones al día.

Zaragoza, el más interpelado

Zaragoza se ha mantenido a la defensiva y se ha limitado a responder las embestidas del resto de representantes --el candidato del PSC ha sido el que más interpelaciones ha recibido-- y reclamarles que no bloqueen la formación de un gobierno. También ha apelado al diálogo para recuperar la convivencia en Cataluña, pero ha exigido a los independentistas que abandonen la vía unilateral.

Cabe destacar que Rufián ha lanzado sus ataques más incisivos en el candidato socialista, al que ha exigido en reiteradas ocasiones que se comprometa a no llegar a ningún acuerdo con las formaciones de la derecha y la extrema derecha tras el 10N.

Tregua Cs-PP

Arrimadas y Álvarez de Toledo han sido muy combativas con los representantes nacionalistas y ambas se han presentado, respectivamente, como las únicas opciones reales y útiles para frenar al independentismo, pero han evitado enfrentarse entre ellas. La candidata de Ciudadanos ha sido durísima con TV3 --la ha tildado de "máquina de propaganda sectaria", ha lamentado que esté llena de lazos amarillos y ha prometido cesar al director de la cadena y presentador del debate, Vicent Sanchis, con el 155-- y con los "chiringuitos" de la Generalitat.

La dirigente popular ha lanzado un mensaje diáfano al independentismo: "Pierdan toda esperanza. No van a conseguir la autodeterminación ni la independencia. Han perdido. Hagan su duelo con dignidad". Álvarez de Toledo ha prometido aplicar la ley en Cataluña, "revertir el repliegue del Estado" en la comunidad, fortalecer la educación común a nivel nacional, acabar con la discriminación lingüística y establecer "una red de colegios paralela" con el español como lengua vehicular.

Asens, en tierra de nadie

Asens se ha centrado en los dirigentes de ERC y PSC y ha pedido "la libertad de los presos" independentistas, un "diálogo efectivo" y "soluciones políticas" para superar la crisis nacionalista.

El candidato de En Comú Podem se ha comprometido a "evitar que el PSC mire a la derecha" tras el 10N. Y ha instado a los independentistas a "decir la verdad" a la gente sobre la imposibilidad de éxito de la vía unilateral.

La CUP llama a la desobediencia

Vehí ha hecho un llamamiento a la "desobediencia" para que "la comunidad internacional" intervenga en Cataluña y facilite la secesión.

La candidata antisistema ha subrayado que su formación no facilitará la estabilidad de ningún gobierno español y ha instado al resto de los partidos independentistas a seguir su ejemplo.

Vox pide suprimir las CCAA

Garriga ha sido muy crítico con PSC, PP y Cs por su tibieza frente al desafío independentista, ha arremetido contra la Constitución y ha defendido la supresión de las CCAA.

El representante de la extrema derecha ha condenado "el racismo, el fascismo, el machismo y la homofobia" pero ha propuesto la supresión de ayudas sociales y cobertura sanitaria a los inmigrantes ilegales.