Menú Buscar
Carles Riera, diputado de la CUP, y Joan Coma, concejal de Vic por el mismo partido / EUROPA PRESS

La CUP asegura que el Govern baraja convocar elecciones autonómicas

Los radicales advierten a Carles Puigdemont de que el adelanto equivaldría a invalidar el 1-O y acabar con el proceso independentista

5 min

El diputado de la CUP Carles Riera ha asegurado hoy que, en estos momentos, sobre la mesa del Govern hay dos posibles escenarios: la "determinación" de declarar la independencia y la convocatoria de elecciones, posibilidad esta última a la que su partido se opondrá "frontalmente".

En rueda de prensa en la sede de la CUP, Riera ha advertido al Govern de que unas elecciones autonómicas anticipadas serían un "arma nuclear" contra el proceso independentista que situaría a los catalanes en un escenario de "sumisión" y, por contra, se ha ofrecido a asumir la "corresponsabilidad" y los "riesgos" necesarios derivados de la declaración de independencia y de la proclamación de la "república catalana".

Oposición "frontal"

Riera ha subrayado que la convocatoria de unos comicios en Cataluña serían el "peor y el más negativo de los escenarios", al que la CUP se opondría "frontalmente".

"Es un arma nuclear para acabar el proceso independentista e invalidar el 1 de octubre" y situaría a los catalanes en un escenario de "derrota, de sumisión y de vasallaje", porque las elecciones se celebrarían en un contexto de "dictadura y de suspensión de la democracia" en Cataluña, ha argumentado el diputado autonómico de los anticapitalistas.

Puigdemont, solo

Además, ha alertado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que si convoca elecciones se encontrará en un "escenario de absoluta soledad" en el que "no le seguirán los independentistas".

Ha asegurado que el Estado trata a Cataluña como a una "colonia" y, en este contexto, ha advertido al Govern de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy aplicará "igualmente" el 155 aunque Puigdemont convoque elecciones en Cataluña, porque pretenden "recentralizar y españolizar el país".

Por contra, ha garantizado que si se opta por la declaración de independencia y la proclamación de la república catalana la CUP "estará a todas, y asumirá cualquier compromiso, responsabilidad, corresponsabilidad y los riesgos que ellos supongan, sin ningún límite".

Preguntado si la CUP se ha ofrecido para formar parte de un gobierno de concentración, el diputado de la CUP ha dicho que no, pero ha insistido en que los anticapitalistas se pondrán a "disposición del país y de sus instituciones" como el Govern, el Parlament y los ayuntamientos "asumiendo los riesgos necesarios a nivel de corresponsabilidad".

Turull cuenta con ellos

En contraste con la radicalidad de la CUP, el conseller de Presidencia y portavoz de la Generalitat, Jordi Turull, ha asegurado hoy que el Govern acordará la "respuesta política" a la aplicación del artículo 155 de la Constitución conjuntamente con los grupos parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP, así como con las entidades independentistas.

La "concreción de la respuesta política" se acordará, ha dicho, con los grupos parlamentarios de JxSí y CUP, así como con "los otros actores que hicieron posible la candidatura de Junts pel Sí", en alusión a las entidades independentistas como la Assemblea Nacional Catalana u Òmnium Cultural.

"Son momentos muy trascendentes, muy delicados y, para no dar juego a especulaciones ni divisiones, lo haremos de acuerdo a los grupos parlamentarios", ha apuntado.

Como también, sobre si el Govern contempla declarar la independencia esta semana, se ha limitado a reiterar sus palabras: "La reacción política al 155 y al mandato democrático (del 1-O) se hará de manera conjunta".