Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un operario desinfectando una residencia de mayores / EFE

Un cuidador por cada 30 ancianos en las residencias catalanas

Expertos en el cuidado de personas mayores comparecen en el Parlament de forma telemática para explicar situación generada por el Covid-19

3 min

Los partidos independentistas se resistieron a reanudar los trabajos parlamentarios de la Comisión de Estudio de las Políticas para la mejora de la Gente Mayor durante la pandemia, pues habían dado prioridad a la reforma del reglamento con la finalidad de allanar el terreno a plenos telemáticos que permitan la investidura de Carles Puigdemont. Era previsible que en la misma se barajaran datos demoledores debido a las dramáticas situaciones que se están viviendo en las residencias a raiz del Covid-19, como los que hoy se han conocido: la ratio en estos centros es de un cuidador por cada 30 ancianos. Y es que, finalmente, la Comisión se ha celebrado de forma virtual.

“Nuestros mayores han sido los más golpeados por esta crisis, por eso necesitamos actualizar las ratios de personal en residencias, ha manifestado la diputada de Ciudadanos (Cs), Elisabeth Valencia, quien ha recordado que “fue Cs quien pidió que se retomaran los trabajos de esta comisión”.

Ha mencionado el caso de la Residencia Falguera de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), donde la dirección distribuyó equipos de tres personas para atender a grupos de entre 25 y 30 ancianos.

Cambiar el modelo de antención

La diputada naranja ha insistido en que “el sector necesita un cambio profundo, estructural, una remodelación del modelo de atención. Se sabía que el sector de las residencias tenía problemas, la situación ya era crítica pero, por desgracia, esta pandemia lo ha visibilizado y ahora todo el mundo ya es consciente”. Desde su punto de vista, “la prioridad debe ser proteger, atender y asistir a las personas mayores, no pueden volver a ser tratados como ciudadanos de segunda”.

La diputada de la formación liberal ha propuesto actualizar la ratio de atención, los módulos económicos y la cartera de servicios sociales, medicalizar las residencias, pedir un mayor apoyo del Catsalut o la derivación temporal del personal de los centros de día cerrados. Por último, Valencia ha preguntado a los comparecientes sobre las desinfecciones de los centros y la provisión de material que han recibido. “Es de vital importancia analizar la gestión que el Govern ha hecho en las residencias”, ha apostillado.