Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anna Grau, diputada de Ciudadanos en el Parlament

Cs denuncia los insultos a España en TV3 y su "estalinismo informativo"

Anna Grau critica el "bullying" al discrepante de la cadena, a la que acusa de ser "un arma de guerra ideológica contra el 74% de catalanes que no ha votado independencia"

Ricard López
5 min

Falta de pluralidad y neutralidad, claro sesgo secesionista, insultos a España y un coste y un presupuesto desmesurados. Esos son, según Ciudadanos (Cs), algunos de los grandes problemas que afectan, desde hace años, a TV3 y Catalunya Ràdio. Así lo ha denunciado este jueves su diputada Anna Grau en el Parlament, donde ha acusado a los medios audiovisuales públicos de la Generalitat de practicar el "estalinismo informativo", el "bullying" al discrepante y de ser, en definitiva, "un arma de guerra ideológica contra el 74% de catalanes que no ha votado independencia".

Durante su discurso, Grau ha recordado las críticas que estos dos medios públicos han recibido en este sentido por parte de organismos como Reporteros Sin Fronteras, el Colegio de Periodistas, e incluso del Tribunal Supremo. Unos reproches sustentados, según ella, "cómo se informa pero, sobre todo, en cómo se desinforma" en la radio y televisión en manos de la Generalitat. 

"Han renunciado a ser la radio y la televisión de todos"

Por ello, Grau ha pedido este jueves al PSC que les eche una mano para "convertir" TV3 "en una estructura potente que informe a todo el mundo", ya que su objetivo, ha subrayado, "no es cerrar TV3, sino abrirla, y que corra el aire".

La dirigente de la formación naranja considera que tanto TV3 como Catalunya Ràdio "han renunciado a ser la radio y la televisión de todo el mundo para aferrarse a una audiencia cada vez mas mermada, desinformada, intransigente, jibarizada".

"Limpieza étnica de audiencia"

En esta línea, Grau ha acusado al Govern de someter a los medios públicos catalanes a un "estalinismo informativo y a un descontrol financiero", y de llevar a cabo "una auténtica limpieza étnica de audiencia".

En este sentido, cabe recordar que, según datos del CEO --organismo estadístico dependiente de la Generalitat--, un 80% de las personas que ven TV3 son partidarias de la secesión.

"A más 'puta España', más caché"

Grau, asimismo, ha denunciado los insultos contra España de algunos de los colaboradores de la cadena, poniendo como ejemplo los casos de Jair Domínguez --presentador que, por ejemplo, ha proferido el improperio "puta España" en programas de TV3 supuestamente satíricos como Està Passant o Bricoheroes, así como con gran insistencia en  sus redes sociales--; o, sin citarla, de Empar Moliner, célebre por haber quemado un ejemplar de la Constitución española en antena.

Casos ante los cuales, sin embargo, la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisuals (CCMA) --el ente público que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio-- nunca ha tomado ningún tipo de medida, amparándolos incluso en la libertad de expresión: "Es como un patio de colegio donde se practica el bullying contra todo aquel que piensa, opina o vota diferente", ha afirmado la diputada.

"A más puta España, más caché, a más destrozar Constituciones, sube la tarifa. Con colaboradores así, ¿quién necesita personal de plantilla?", ha reprochado Grau durante su interpelación parlamentaria a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, acerca de la situación de la CCMA, y a la cual ha afeado también que estos hechos ocurran teniendo una plantilla "faraónica" con "miles de trabajadores" y un "presupuesto anual de 240 millones de euros".

Vilagrà: "A ustedes ya no los cree nadie"

Vilagrà, por su parte, ha desdeñado las apreciaciones de Grau esgrimiendo unos datos sobre la valoración positiva que, según la dirigente de ERC, tiene TV3 entre la ciudadanía, con un liderazgo, en su opinión, "indiscutible".

"Desde la televisión pública podremos dar una programación que nunca tendría cabida en el ámbito privado", ha apuntado Vilagrà. "A ustedes ya no se los cree nadie", ha apostillado la consellera, respondiendo así a Cs.