Menú Buscar
El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ante el Constitucional / FOTOMONTAJE DE CG

El Constitucional, la clave para desencallar el conflicto judicial del 'procés'

Se empiezan a escuchar voces jurídicas de ambos sectores que hablan de “alivio” si el alto tribunal manda los sumarios a los juzgados catalanes

3 min

“El Estado tiene una magnífica y muy fácil solución para desencallar el enredo en el que se ha sumido a la justicia española por culpa del procés: que el Constitucional se pronuncie a favor de retirar la competencia del caso al Tribunal Supremo y a la Audiencia Nacional. Argumentos jurídicos, le sobran”.

Así se ha pronunciado un magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), compañero y amigo durante años del juez Pablo Llarena. No es una voz aislada: un fiscal del alto tribunal catalán, muy próximo a la jefatura del ministerio público, también cree que ha llegado el momento de “recapitular y aprender de los errores”. 

Sería una victoria del soberanismo

La defensa de la práctica mayoría de investigados tanto en el Tribunal Supremo como en la Audiencia Nacional ha recurrido ante el Tribunal Constitucional la competencia de ambos órganos judiciales para investigar a los soberanistas imputados por el delito de sedición y por el de rebelión.

Tal y como adelantó este medio, será el pleno del Constitucional quien se pronuncie al respecto.

Para el aparato jurídico adscrito al sector soberanista sería una verdadera victoria conseguir que ambas causas se instalasen en juzgados de Cataluña.

Borrón y cuenta nueva

Se da la circunstancia que, ahora, tras la controvertida situación creada por el revés de la justicia alemana a la instrucción del juez Llarena, algunos sectores judiciales, incluso algunos vinculados con el ámbito más conservador, no verían mal que “se reformulasen las investigaciones para resituar convenientemente la cualificación delictiva de los hechos a indagar”.

Un magistrado de la Audiencia de Barcelona, miembro de Jueces para la Democracia y compañero de sala de Pablo Llarena durante cuatro años, ha sido mucho más explícito cuando ha sido interpelado al respecto por este medio: “Cuando tienes que juzgar tú la violación de tu hijo, tienes un problema”.

La Fiscalía, firme

Para este juez, opuesto a las tesis incriminatorias de Pablo Llarena desde un principio, el magistrado del Supremo se ha tomado la causa del procés como una cuestión personal lo que estaría disminuyendo su independencia, en opinión de los juristas consultados.

La Fiscalía del Constitucional no variará el criterio de la Fiscalía del Supremo y solicitará el mantenimiento en el alto tribunal y en la Audiencia Nacional de la competencia procesal de ambas indagaciones.