Menú Buscar
Maria Jesús Montero, ministra de Hacienda encargada de recoger el debate sobre la supresión del Impuesto de Sucesiones / EUROPA PRESS

El Congreso rechaza la supresión total del Impuesto de Sucesiones en toda España

El Gobierno cede a cada autonomía la regulación de este tributo que generó en Cataluña más de 200 millones entre enero y junio de 2018

30.10.2018 19:18 h.
5 min

El Pleno del Congreso de este martes ha rechazado a la tramitación en la Cámara Baja de la proposición de ley de Ciudadanos que abogaba por suprimir el Impuesto de Sucesiones en toda España. La iniciativa suponía la eliminación a nivel estatal de una competencia económica que fija la recaudación de este tributo y que supone un aumento de hasta más de 200 millones en comunidades como Cataluña.

Hacienda prevé recaudar este año 2.615 millones de euros por este impuesto. Según los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda, Cataluña es la autonomía que más ingresa por este tributo con una previsión de 483, 5 millones.

Fuente de ingresos notable para Cataluña

La gestión propia de las autonomías respecto a la recaudación de este tributo arroja datos que ilustran qué supone su posible eliminación. Una de las comunidades que más se beneficia es Cataluña. Los impuestos propios de la Generalitat generan ingresos notables pese a las reformas de los anteriores gobiernos de Artur Mas del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La Agencia Tributaria de Catalunya (ATC) recaudó en el período comprendido entre enero y junio de 2018 hasta 1.491 millones de euros. Esta cifra supone un aumento de casi el 10% respecto al año anterior. De este total, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones supuso un ingreso de 270 millones de euros, con lo que crece el 17,81% en relación al mismo semestre de 2017. Las cifras indican que sigue siendo una fuente de riqueza para la región.

Las fuerzas políticas catalanas durante el Pleno del Congreso también han criticado la propuesta de la formación naranja achacando que conlleva una postura de centralización de competencias económicas. ERC ha ironizado con que Cs "cualquier día propondrá acabar con el fraude fiscal a través de no pagar impuestos" y ha acusado a esta formación de estar "vulnerando tanto la autonomía financiera, como la potestad tributaria de las comunidades autónomas reconocidas en la Constitución". Ferrán Bel, del PDeCAT, también ha rechazado la propuesta ya que cree que "no es un problema de si se paga mucho o no". Ignasi Candela, de Compromís, que ha preguntado a Cs si realmente "les parece bien que paguen los que más tienen".

La propuesta de Cs

El PSOEUnidos PodemosERCPDeCAT y PNV han avanzado su rechazo a la iniciativa de la formación naranja que ha sido defendida por su líder Albert Rivera quién ha pedido a PP y PSOE "que rectifiquen, igual que han rectificado en Andalucía y en Murcia". Además ha apuntalado que "Estamos abiertos a negociar esta ley si damos luz verde a la supresión del Impuesto de Sucesiones por primera vez en España. Me conformo con que no bloqueen esta ley".

Albert Rivera habla sobre el Impuesto de Sucesiones

El Impuesto de Sucesiones grava los bienes que se dejan en herencia y que ya han tributado por otros conceptos a lo largo de la vida del fallecido. Cs ha llevado al pleno una propuesta de ley con la que pretende que se bonifique íntegramente la cuota que resulte a pagar cuando los herederos sean el cónyuge o la pareja de hecho del fallecido, sus padres, sus hijos biológicos o adoptivos, y sus nietos. Además amplía esta propuesta a los parientes más lejanos. El partido de Albert Rivera también propone que las donaciones entre parientes de primer grado queden exentas en la práctica del tributo con la única condición de que la tramitación se registre en documento público. A su juicio, "este impuesto no ha servido para mejorar la situación". "Al contrario, hay gente sufriendo por este impuesto. Quiero que en mi país la gente no esté preocupada por ver dónde se mueren".

Comentar
leborgne 31/10/2018 - 00:20h
Con su posición sobre el ISD, la mutación de Ciudadanos, desde una cierta socialdemocracia pasando por un liberalismo con preocupaciones sociales hasta este descarnado liberalismo económico que hubiera estremecido a un paradigma del pensamiento económico-filosófico liberal como John Stuart Mill lo sitúa finalmente en el ámbito de la derecha más egoistona. ¡Es una lástima, por el destacado y meritorio papel que ha cumplido y que aún podría cumplir en Cataluña, sin ir más lejos...!.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información