Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra / GENCAT

Colau y Torra, enfrentados por la seguridad y la deuda del Govern

La alcaldesa tiende la mano para negociar presupuestos, pero ve insuficiente la cifra de 300 nuevos mossos destinados a Barcelona y replica a Buch sobre su "relajación" ante los manteros

30.07.2019 14:29 h.
6 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente Quim Torra, han constatado sus diferencias sobre la seguridad en la ciudad de Barcelona. Colau, que se ha reunido con el president en el Palau de la Generalitat, ha considerado insuficientes los 300 nuevos mossos d'Esquadra destinados a incrementar la lucha contra la delincuencia en la ciudad. Ha afeado al consejero de Interior, Miquel Buch, que la haya acusado de "relajación" ante el problema del top manta ya que, ha recordado, es un asunto que afecta a todos los ayuntamientos de la costa, incluidos los gobernados por Junts per Catalunya. "Son declaraciones impropias de quien ha estado ausente durante este año sobre este asunto", ha dicho.

Por todo ello, propone que agentes destinados a custodiar edificios judiciales puedan dedicarse a la seguridad ciudadana, así como una nueva convocatoria de plazas para la Guardia Urbana.

La líder de los comunes ha defendido el acento social, avalada dice por el Síndic de Greuges, que ha puesto su Consistorio ante el problema de los manteros, frente a la gestión estrictamente policial realidad hasta ahora. Ha evitado, en este sentido, criticar la operación contra la venta ambulante pilotada por el nuevo teniente de alcalde de seguridad, Albert Batlle.

Colau ha expresado a Torra su voluntad "constructiva" de negociar los respectivos presupuestos, que en el caso de la Generalitat se han prorrogado dos veces.

La respuesta a la sentencia del 1-O

Respecto a la respuesta ante la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O, que Torra ha mencionado, la alcaldesa ha dicho que "más allá de discrepancias políticas, consideramos que la judicialización es un error y manifestaremos esa posición. Pero he avisado a Torra que es legítima la protesta ciudadana, pero las instituciones debemos buscar soluciones políticas efectivas". En este sentido, ha mencionado la propuesta de modificación del delito de rebelión del Código Penal.

Colau ha expresado su ánimo constructivo porque, según dice, la ciudadanía está cansada de que las instituciones funcionen a medio gas. Por eso “vengo con el ánimo de reactivar las relaciones, al margen de las diferencias ideológicas”.

Deuda de 280 millones, que el Govern matiza

En septiembre se pondrán a trabajar los respectivos equipos de Generalitat y Ayuntamiento para que, en octubre, se reúna la comisión mixta centrada en los consorcios que comparten –Educación, sanidad, servicios sociales…--. Una de las prioridades, ha dicho, es revertir “la desinversión desde 2011 en servicios de la ciudad, por ejemplo en vivienda”, que ha cifrado en 280 millones de euros. Ejemplo de ello son los 40 millones adeudados a las guarderías de Barcelona.

Imagen del mercadillo de manteros en el paseo Joan de Borbó de Barcelona / CG
Imagen del mercadillo de manteros en el paseo Joan de Borbó de Barcelona / CG

En este sentido, el consejero de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, ha discrepado de la cifra de desinversión mencionada por Colau durante la rueda de prensa. "No podemos olvidar la situación de déficit fiscal que vive el país, el déficit de inversión del Estado en infraestructuras y el incumplimiento de la disposición adicional tercera del Estatut, porque sería hacerse trampas en el solitario. La cifra que ha dado la alcaldesa responde a un contexto que debemos abordar de otra manera. Debo recordar que el Ayuntamiento de Barcelona tiene superávit".

"Gestión errática"

Respecto a la cifra de 300 mossos, Calvet considera que es adecuada a la disponibilidad de la Generalitat y es partidario de abordar el asunto desde un punto legal. Sobre la situación del top manta, el consejero aboga por la "perseverancia" en los dispositivos desarrollados. Y ha calificado de "errática" la gestión de los comunes durante el anterior mandato, en la línea de su compañero de gobierno, Miquel Buch.

Por otro lado, la lucha contra la contaminación y la conexión de los dos tranvías, en la que ambas administraciones ya colaboran, también forma parte de esas urgencias ciudadanas citadas por Colau. Ha destacado la necesidad de que haya investidura a nivel español para agilizar las inversiones en infraestructuras, fundamental, ha dicho, para favorecer el transporte público y reducir la contaminación.

Pese a ello, la alcaldesa se ha referido a la situación de “excepcionalidad y prórrogas presupuestarias” actual, por lo que ha tendido la mano a Torra para aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2020. “Debemos hacer esfuerzos para superar esa situación y aprobar los presupuestos de la Generalitat y del Ayuntamiento. El presidente Torra lo ve bien. Por parte nuestra, toda la voluntad constructiva”.