Menú Buscar
Imagen del restaurador de Blanes que sufrió un escrache de independentistas / CG

Acaba en citación la disputa entre unos CDR y un restaurador de Blanes

El propietario del restaurante decidió presentar una denuncia por el acoso que sufrió por parte del grupo de independentistas

25.10.2018 19:27 h. Actualizado: 25.10.2018 19:34 h.
3 min

El pasado 29 de agosto se produjo un enfrentamiento entre varios integrantes de un CDR y un restaurador de Blanes. El dueño del restaurante criticó la presencia de lazos amarillos en el exterior de su establecimiento y los separatistas le recriminaron su oposición al movimiento secesionista. Finalmente, la disputa ha derivado en la citación de tres activistas ante la Guardia Civil, mientras varios de sus compañeros les respaldaban a las puertas de la comandancia.

El propietario del local decidió presentar una denuncia por el acoso que sufrió por parte del grupo de independentistas. La policía ha abierto una investigación por los delitos de incitación al odio, injurias y desórdenes públicos.

Concentración en el exterior

Los tres activistas se han presentado hoy en la comandancia de la Guardia Civil de Girona para declarar, aunque se han acogido a su derecho de no hacerlo. El denunciante mantiene que le intimidaron por negarse a que colocaran lazos a las puertas de su local.

Los llamados CDR no han acudido solos a las dependencias policiales, han estado acompañados desde el exterior por varias personas que han exhibido una pancarta con el lema "Cuando la injusticia es ley, la desobediencia es un deber".

Insultaron e increparon

A la salida de la comandancia, la letrada de los activistas, Montserrat Vinyets, ha declarado que la citación se debe a que el restaurador afirma que le insultaron e increparon por retirar lazos amarillos y que intentaron entrar en su negocio.

Vinyets ha apuntado que esos hechos "deberán probarse". También ha denunciado que la versión del empresario "no se corresponde con lo que pasó" en realidad. "Se estaban colgando unos lazos en la vía pública, pero en el marco del ejercicio de participación política y el derecho a la libertad de expresión", ha matizado la abogada.

Derecho a no declarar

La letrada ha afirmado que los hechos de desórdenes públicos, delito de odio e injurias se han atribuido "de forma muy atrevida". Ha manifestado que se han acogido al derecho de no declarar "a la espera de analizar bien el contenido del atestado y de la denuncia".

Las tres personas que formaban el CDR esperarán a que el caso se traslade a los juzgados de Blanes y precisar mejor su estrategia de defensa. Finalmente, han apuntado que descartan querellarse contra el dueño del restaurante.