Menú Buscar
Retrato de Jordi Cañas antes de la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Jordi Cañas: “Quien ha sido pederasta o golpista lo será siempre"

El candidato de Cs a las elecciones europeas está dispuesto a “neutralizar toda la basura, todo el veneno, toda la mentira con la que se ha cimentado una imagen de España” en la UE

23.05.2019 00:00 h.
15 min

Jordi Cañas (Barcelona, 1969) ha vuelto con intención de convertirse en el azote de Carles Puigdemont en el Parlamento europeo. Durísimo con el “golpismo” de los secesionistas, el candidato a las elecciones europeas por Ciudadanos (Cs) asegura que “para que vuelva a haber política en Cataluña se tiene que recuperar el principio de democracia”.

-¿Hay fuga de dirigentes catalanes de Ciudadanos?

-Si se va Junqueras, es estrategia fina. Si se va Puigdemont, es compromiso con la causa. Si se va la consejera de Cultura, es finezza. Los nacionalistas se van y nadie les llama políticos a la fuga.

-Hablo de Cs, que ganó las elecciones y puede que haya votantes que piensen que se tendrían que quedar en Cataluña y resistir.

-No hay fuga de políticos de Cs. Aquí los únicos fugados son Puigdemont, Comín y Ponsatí. Entiendo el objetivo de la pregunta. Inés Arrimadas es líder del partido en Cataluña, ganó unas elecciones y ha decidido que para contribuir a combatir la situación en Cataluña e intentar resolverla, el lugar ahora mismo son las Cortes generales. Aquí se queda un equipo liderado por Carles Carrizosa y Lorena Roldán que han demostrado capacidad para asumir el reto que supone hacer política en Cataluña. Porque hacer política en Cataluña es básicamente mantener en pie unos principios democráticos, pero no hacer política en el sentido tradicional. No hay gobierno desde hace años. Hubo un golpe contra el Estado por parte de un grupo de conjurados para dinamitar el Estatut y la Constitución. Con luz y taquígrafos, eso es lo sorprendente, que se les permitiese planificar y ejecutar un golpe de Estado contra la democracia. Desde 2014 hay un gobierno ficticio dedicado a fabricar argumentos sobre un país antidemocrático que solo deja como salida la independencia. La situación está calcinadísima. Para que vuelva a haber política en Cataluña se tiene que recuperar el principio de democracia.

Jordi Cañas durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

-¿Por tanto, solo se puede combatir desde Madrid o desde las instituciones europeas?

-Ahora mismo hay unas trincheras. No tenemos un Parlamento que legisle y ejerza el control del Gobierno. Fíjate si no es un Parlamento, que cuando alguien quiere hablar de política, se plantea hacer una Mesa Política, no les importa dejar fuera a la mitad de los partidos parlamentarios e incluso al partido que ganó las elecciones. Pero claro, como aquí hay que ser independentista para que las mesas de diálogo funcionen... En Cataluña siempre pasa lo mismo, hay ciudadanos de primera y de segunda. Si eres independentista, eres de primera y si no, te tienes que callar la boca. Hay comunidades de vecinos que deciden más que este Gobierno. ¿Se puede entender que es perder capital político quedarse aquí y batallar con Eduard Pujol? ¿Alguien cree que, desde el compromiso político, uno puede estar debatiendo con algo así?

-Insisto, se puede pensar que se ha dilapidado una victoria histórica.

-Una de las grandes victorias de Ciudadanos fue romper los marcos mentales. Ganamos unas elecciones, pero no se puede dilapidar lo que no se tiene. Teníamos un número de diputados insuficiente para formar gobierno. Porque ni PSC ni En Comú Podem estaban dispuesto a apoyarnos.

Jordi Cañas durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

Jordi Cañas durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

-¿Cs ha tocado techo electoral?

-No. Uno tiene que medir en cada momento sus fuerzas. Ciudadanos tenía tres diputados en 2006, y once años después ganó las elecciones. El PSOE no quiere pactar con Ciudadanos, pero no le importa hacerlo con ERC o con Bildu. Cs no podía formar gobierno aunque quisiera, es un hecho. El objetivo es intentar superar algún día esa mayoría. Otra cosa es si el partido está adoptando la estrategia adecuada. Pues ya se verá en el próximo ciclo electoral. Y también si otros partidos ponen cordones sanitarios contra Cs.

-Pero el cordón sanitario lo puso Ciudadanos con el PSOE. ¿Está de acuerdo?

-Hay que respetar al ciudadano y a nosotros mismos. Ciudadanos no tiene por qué decir que nunca pactará con Bildu, es evidente. Ni con el PDeCAT. Formar gobierno, acordar cosas concretas sí, lo hemos hecho con ERC. Pero intentar construir una alternativa que intente transformar la sociedad, es evidente que no podemos compartirlo con quienes quieren dinamitar el Estado. El PSOE, esa línea de división no la tiene. Nosotros nunca pactaremos con ERC para llegar al poder. Yo me fui del PSC cuando pactó con ERC. Ahora mismo, el PSOE está liderado por una persona que no tiene principios éticos ni políticos, que es capaz de cualquier cosa y mentir sistemáticamente.

-¿No existe un bien superior a proteger, que es el que abocaría a PSOE y Ciudadanos a pactar?

-En un caso de emergencia nacional, Ciudadanos estaría al lado de este Gobierno y de cualquier otro. Pero en estas elecciones, España se juega su futuro. Lo sucedido en la moción de censura a Mariano Rajoy es muy grave. Lo que ha hecho Pedro Sánchez es muy grave. Y lo que ha hecho el PSOE de Pedro Sánchez, también. El PSOE de Lambán o Page no es el PSOE de Sánchez, que está más cerca de Francina Armengol (Baleares). Mientras la historia contemporánea está supeditada todavía a los problemas de identidad de una minoría bienestante peninsular, seguiremos igual.

Jordi Cañas durante la entrevista en 'Crónica Global' / LENA PRIETO

-Pero en esa moción, si Ciudadanos hubiera actuado de otra forma, ahora no estaríamos aquí.

-Y Sánchez se podría haber comprometido con lo que pedía Cs, que era convocar elecciones. Ya hemos visto cuál era su objetivo, aprovechar la moción de censura para afianzarse como presidente y fundirse la caja. El PSOE debería reflexionar y pensar si debe seguir impidiendo que este país pase página. La estrategia le ha funcionado, sí. La estrategia de azuzar el fantasma de los buenos y los malos, los franquistas y los no franquistas. Que en 2019 estemos todavía ahí... Que los ítems destacables de Pedro Sánchez sea poner un astronauta de ministro y sacar los restos de Franco del Valle de los Caidos... ¿Todavía estamos ahí? ¿En serio? Ha hecho un ejercicio de poder de tirano tropical, de Bocassa. Aprobar decretos sin presupuestos aprobados. Dividir entre izquierda y filoterroristas, y derecha “fachita”.

-¿Y ellos son golpistas?

-Un pederasta no es un señor al que le gustan los niños, y aquel que da un golpe contra la democracia es un golpista. De manual. Y lo será siempre. Porque quien ha sido golpista lo será siempre. El que pega a una mujer una vez es un maltratador. Y eso no se cura, es como un fumador. Hay comportamientos políticos inapropiados que no están penados en el Código Penal, porque no está previsto para que un responsable político, elegido democráticamente, que ha jurado cumplir con las leyes, las viole y derogue la Constitución y el Estatuto. Lo derogaron y maniobraron para dinamitar la democracia española. Yo haré política, pero a mí esto no se me va a olvidar. Y entraré en escenarios de debate político cuando alguien pida perdón por lo que ha hecho. El Código Penal debería incorporar el delito de golpismo institucional. Si la sentencia sobre ese golpe es garantista y prima la presunción de inocencia como un Estado de Derecho que es, lo respetaré. Pero es que un pederasta que violó a un niño hace 30 años no será condenado porque el delito habrá prescrito, pero eso no significa que no lo sea.

-¿Cree que se deberían ilegalizar los partidos independentistas entonces?

-Uno de los errores de la Constitución fue intentar crear un espacio muy amplio para que los partidos independentistas se sintieran cómodos, para utilizar el lenguaje un poco idiota. En Alemania o Portugal sería fácil ilegalizarlo, pero la nuestra no es una democracia militante. ¿Se podía haber instado una investigación para ver si ERC y PDeCAT formaban parte de una trama para dar un golpe de Estado? Si, se pudo hacer. Nadie lo instó.

-Ciudadanos tampoco.

-No. Había documentos, declaraciones políticas...

-Lo digo porque veo que no distingue entre una ideología y cómo se aplica ésta, los independentistas siempre lo serán...

-El PNV, por ejemplo, no ha violentado la ley. Hay una diferencia sustancial. Yo ya no me fio. Lo que toca en democracia es el respeto al acuerdo. Pero si consideras que con un 47% de la población robas el derecho de los otros 53% es que hay un problema muy serio. Ellos creen que pueden hacerlo porque consideran que sus conciudadanos no valen lo mismo. Yo no voy a meter la cabeza en la boca del tigre cuando ya han arrancado la cabeza de un domador. Quien ha mordido morderá. Iceta no, que da indultos antes de que haya condena.

-Pero también se puede acusar a Cs de que pide un nuevo 155 antes de que los independentistas hayan vulnerado de nuevo la ley.

-Sí, se nos puede acusar.

-¿Está de acuerdo?

-Cs cree que debe pedirlo.

-¿Y usted?

-Estoy aquí como candidato a las elecciones europeas.

-Hablemos de las europeas. ¿Cree que el mensaje de Carles Puigdemont sobre un Estado represor puede cuajar en las instituciones europeas?

-Podría, pero no lo hará. Estaremos Ciudadanos en el Parlamento europeo impidiendo que sigan intoxicando, mancillando, degradando, desprestigiando, ensuciando la imagen de España. El PSOE quiere llegar a acuerdos con partidos que se han dedicado a desprestigiar España. Se quitan a (Josep) Borrell de en medio y lo envían a Europa porque ERC lo ha pedido. Pero va a ser muy difícil que Borrell cumpla lo que dice cuando los eurodiputados de ERC van a seguir diciendo que España es Turquía y que no es una democracia plena. Por suerte, Ciudadanos tendrá un peso muy importante en el grupo liberal de ALDE y hará una campaña permanente en Europa para explicar qué es el nacionalismo catalán, más cercano a la ultraderecha y a los partidos xenófobos y racistas de la UE que de partidos demócratas. El problema catalán no está en la agenda europea. Lo que pasa es que han pagado periodistas y lobbies en el anonimato. Esto no va a pasar nunca más porque vamos a estar permanentemente monitorizando, vamos a neutralizar toda la basura, todo el veneno, toda la mentira con la que se ha cimentado una imagen de España.

-Su discurso es muy contundente, no tanto como la postura que Manuel Valls, alcaldable por Barcelona, ha tenido. Se ha escondido a Albert Rivera, que no ha venido a Barcelona a hacer campaña, se incorporan a candidatos catalanistas… ¿Qué opina de esa operación?

-La operación Valls era una decisión política con la intención de ganar en Barcelona. Porque a diferencia de lo que ocurre en el Parlament, se puede gobernar si se gana en concejales. Es un ejercicio que combate el inmovilismo y el sectarismo, que incorpora personas de distintas sensibilidades.

-Pero esa transversalidad se ha saldado con esconder a Ciudadanos.

-Yo no lo creo. Creo que la candidatura ha optado por Valls, que para bueno y lo malo según algunos, tiene un valor metafórico. La lista es un reflejo de esa sensibilidad que tiene en común ese bien superior del que hablábamos.

-¿Le hubiera gustado ser candidato a la alcaldía de Barcelona?

-Podría haberlo sido, sí. No sé si mejor o peor. Como dicen en Juego de Tronos, no se puede matar lo que está muerto. Pero Valls es un buen candidato y Cs ha sido generosa. Si gana Maragall, muchos nos sentiremos excluidos de nuestra propia ciudad. Es un irresponsable. Y Colau es un peligro.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información