Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont y Mònica Roca, presidenta de la Cámara de Comercio de Barcelona (i) en una reunión en Prats de Molló (Francia) / CONSELL PER LA REPÚBLICA

La Cámara y Puigdemont acuerdan colaborar para lograr la independencia

Ambas partes, reunidas en Prat de Molló (Francia) quieren dotar a la sociedad catalana "de más herramientas para conseguir la República catalana"

3 min

El Consejo por la República, encabezado por su presidente, Carles Puigdemont, y los ex consejeros del Govern, Lluís Puig y Teresa Vallverdú, se han reunido hoy con una delegación de representantes de la Cámara de Comercio de Barcelona, con su presidenta, Mònica Roca, al frente, con la finalidad de avanzar en un convenio de colaboración para lograr la independencia de Cataluña.

consell republica cambra
Reunión entre el Consell per la República y la Cámara de Comercio de Barcelona en Prats de Molló / CONSELL PER LA REPÚBLICA

Ambas partes quieren seguir "construyendo un marco de colaboración y continuar elaborando un convenio acordado por ambas partes para dotar a la sociedad catalana de más herramientas para conseguir la República catalana", segun explica un comunicado emitido por el Consejo.

Además de Roca, por parte de la Cámara de Comercio han asistido miembros de su Comité Ejecutivo. El encuentro se ha realizado en la Casa Macià en Prats de Molló (Francia), "un espacio emblemático para el exilio y la historia del proceso de liberación nacional de Cataluña".

"Puntos en común"

La consejera de Gobierno del Consell, Teresa Vallverdú, responsable de Desarrollo Reglamentario y abogada, ha valorado muy positivamente esta primera reunión y ha recalcado que "tenemos muchos puntos en común para conseguir la independencia de nuestro país"

El acto ha permitido a la cúpula de la Cámara presentar el manifiesto aprobado el miércoles 29 de junio para reconocer el papel de este gobierno fake creado a la medida de Puigdemont en Waterloo. El manifiesto es una de las cuatro polémicas iniciativas aprobadas en el último pleno de la entidad presidida por Mònica Roca --miembro de Eines de País, candidatura de la Assemblea Nacional Catalana-- junto a la eliminación de la corona borbónica del escudo de la entidad, la reducción del número de sillas de plata de 14 a dos y la licitación de la nueva sede por 55 millones de euros, una factura que se quiere cubrir en parte con los fondos europeos.