Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Roger Loppacher, presidente del CAC / EP

Un CAC caducado exige cuotas de catalán en Netflix y HBO

El órgano catalán, cuyos mandatos están caducados, vuelve a presentar alegaciones a la ley española de comunicación audiovisual

4 min

El Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) exige que la nueva ley española de comunicación audiovisual obligue a plataformas como Netflix o HBO a garantizar que una cuota del 50% del catálogo destinado a las lenguas oficiales del Estado corresponda a idiomas diferentes al castellano. Los miembros de este órgano, encargado de velar por el cumplimiento de la normativa aplicable a los prestadores de servicios de comunicación audiovisual públicos como los privados, tienen sus mandatos caducados y deben ser renovados en base a la ley aprobada por el Parlament en octubre de 2019.

El Pleno del CAC ha aprobado un acuerdo con alegaciones a un segundo texto del Anteproyecto de ley general de comunicación audiovisual, en aplicación de la la Directiva 2010/13 de la UE. Esta norma europea, aprobada en noviembre de 2018, supone actualizar la normativa audiovisual incorporando la regulación los servicios televisivos a petición, como Netflix o HBO, y las plataformas de intercambio de vídeos, como YouTube.

Primer borrador

El primer borrador del Gobierno español se modificó y, tras abrir un nuevo período de alegaciones, el Consejo catalán lamenta que no se observe "ningún porcentaje concreto de cuota de obra audiovisual en lenguas cooficiales distintas del castellano", tal como ya pidieron en una primera fase. En concreto, se reclamaba "una presencia mínima de la lengua catalana en el catálogo de los servicios televisivos a petición (como Netflix o HBO). Según el anteproyecto (tanto en la primera como en la segunda versión), estos servicios deberán garantizar una cuota mínima del 30% de su catálogo en obras audiovisuales europeas y, de esta cuota, el 50% deberá ser en la lengua oficial del Estado o en alguna de las lenguas de las comunidades autónomas".

El CAC reitera su propuesta "para que, del 50% mencionado reservado lenguas oficiales en España, el 50% sea para el catalán, el vasco o el gallego, dada la situación de precariedad de estas lenguas en el ámbito audiovisual, o, como mínimo, un porcentaje que se corresponda con el peso poblacional del conjunto de territorios con lenguas cooficiales Asimismo, el CAC considera que el anteproyecto debería prever que los catálogos de los servicios de vídeo a petición incorporaran las versiones ya dobladas o subtituladas al catalán de sus obras".

El informe del CAC cuenta con el voto particular de Daniel Sirera, quien ya se manifestó en contra de establecer cuotas lingüísticas, tal y como defendían las alegaciones presentadas en el primer periodo por el Consejo. "Teniendo en cuenta que en el nuevo texto no se observa la introducción de ningún porcentaje concreto de cuota de obra audiovisual en lenguas oficiales diferentes al castellano, la mayoría del Consejo se reitera en las alegaciones presentadas en el primer informe relativas a establecer porcentajes específicos para las obras en lenguas oficiales diferentes al castellano, y a su necesaria prominencia, razón por la que me reitero en mi posición contraria", explica.