Menú Buscar
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell / EFE

Borrell teme ser el siguiente Llarena y sufrir el acoso 'indepe'

El ministro de Exteriores condena el episodio que sufrió el juez del Tribunal Supremo después de cenar en Girona

30.07.2018 16:49 h.
3 min

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, teme ser el siguiente Llarena, en referencia al acoso que sufrió el juez el sábado en un restaurante de Mont-ras (Girona) por parte de un grupo de independentistas exaltados. "Mi condena a estos actos y las expresiones que los acompañaron; ha sido el juez Llarena pero mañana puedo ser yo", ha dicho.

Preguntado durante una rueda de prensa junto a su colega jordano, Ayman Al Safadi, Borrell ha señalado que él ya ha advertido en alguna ocasión de que "la situación en Cataluña se está poniendo muy tensa", en el sentido de que "de momento hay violencia contra las cosas, pero primero hay violencia contra las cosas y luego hay violencia contra las personas". "Hay que tener mucho cuidado con eso", ha añadido.

Incidentes constantes

El episodio que sufrió Llarena se produjo a dos kilómetros de Palafrugell, localidad donde el sábado, sobre la misma hora, se organizó un acto a favor de Jordi Sànchez, en prisión preventiva por la causa del procés. El juez acababa de cenar con amigos, unos 20, incluido el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, cuando recibió la visita.

En L'Escala, también en Girona, unos días antes hubo un enfrentamiento verbal entre un ciudadano independentista y otro que retiraba lazos amarillos. El primero, que grabó al segundo, le dijo que ya estaba "marcado" y que el vídeo se haría viral. En las redes sociales, algunos usuarios han comenzado a compartir el nombre y el lugar de trabajo del joven acosado. En las últimas horas, además, ha salido a la luz una reyerta en Manresa (Barcelona) a raíz de la colocación de una estelada. Antes, un hombre arrolló con su coche las cruces amarillas plantadas en la plaza Major de Vic.

Nada de referéndum

Ante todo esto, Borrell cree que "una sociedad democrática no debería quedarse indiferente" cuando alguien utiliza la expresión "la calle es nuestra", que, según ha dicho, a él le trae "recuerdos de otra época". "La calle es de todos, los espacios públicos son de todos", ha proseguido el ministro.

 

Borrell ha evitado comentar los nuevos llamamientos del independentismo para un referéndum pactado, porque "ya está todo dicho" tras la entrevista del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con el de la Generalitat, Quim Torra. También ha insistido en que él no es el ministro responsable de la comisión bilateral Estado-Generalitat que se celebrará el miércoles, y en la que la Generalitat quiere hablar de esa posibilidad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información