Menú Buscar
Artur Mas, el expresident de la Generalitat en una imagen de archivo / EFE

Artur Mas, en el punto de mira de la Guardia Civil

Los investigadores del 'procés' concluyen que el 'expresident' tuteló la desobediencia al Constitucional a pesar de haber sido ya condenado

3 min

Demasiadas casualidades.

El 9 de enero, el expresident de la Generalitat Artur Mas dimitía como presidente del PDeCAT, siglas que sustituyeron a las de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Con esa decisión, Mas se quedaba definitivamente sin galones. Eso ocurría a las puertas de la inminente sentencia condenatoria del Palau y el mismo día que el Tribunal Supremo le informaba para que “se diera por investigado” en la macrocausa que se sigue por rebelión contra los líderes del procés.

Pues bien, a medida que pasa el tiempo, el expresidente de la Generalitat y del PDeCAT aparece de forma más preeminente y recurrente en la indagaciones de la Guardia Civil.

Último informe

El último informe elaborado por la Unidad Orgánica de la Guardia Civil de Barcelona, remitido a finales de diciembre al Juzgado de Instrucción número 13 y al Tribunal Supremo, le califica poco menos que de “artífice” del proceso de independencia.

Se dice de él que, "bajo el gobierno de Artur Mas, se formalizó el acuerdo de transición nacional y la declaración de soberanía y se empezó a elaborar el llamado libro blanco que contemplaba los objetivos e ideario de una Cataluña independiente".

Reuniones delatadoras

La Guardia Civil recuerda que Mas participó hasta en cinco reuniones con otros destacados líderes soberanistas en las que se diseñó la estrategia y donde se ponderaron los pros y los contras de determinadas actuaciones “encaminadas a desgatar las estructuras del Estado español”.

La Guardia Civil comunica expresamente a los magistrados Juan Antonio Ramírez y Pablo Llarena que Artur Mas es el alma mater del documento Enfocats, que recogió como misión estratégica alcanzar la independencia de Cataluña.

Reincidente

“Mas auspició la creación de un marco legal paralelo” y se le considera copartícipe de “una estrategia de desobediencia deliberada” a pesar de que sobre él recae una sentencia condenatoria por conductas análogas por el 9N.

Llarena está estudiando las últimas pruebas remitidas por la Guardia Civil. Citará a Mas de forma inminente. El fiscal prepara un duro interrogatorio.