Menú Buscar
La líder catalana de Ciudadanos, Inés Arrimadas, exhibe la bandera española en el Parlament / CG

Arrimadas afronta su asignatura más difícil: elecciones andaluzas y Valls

El contundente discurso españolista de la líder catalana de Ciudadanos choca con el catalanismo del alcaldable por Barcelona, que ayer no asistió a la manifestación del 12-O

13.10.2018 00:00 h.
6 min

“Hoy es un día para celebrar la unión, la solidaridad, la igualdad y la libertad de todos los españoles”. Lo dijo Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, momentos antes de incorporarse a la masiva manifestación por el 12 de octubre. El acto se celebró en Barcelona con una ausencia significativa, según han hecho notar fuentes constitucionalistas: Manuel Valls, quien en las últimas semanas ha intensificado sus contactos con sectores catalanistas, una estrategia coherente con su reivindicación del legado de Maragall.

¿Es compatible el españolismo de Arrimadas con el catalanismo de Valls? Desde Ciudadanos, formación que apoya la candidatura del ex primer ministro como alcaldable por Barcelona, aseguran a Crónica Global que no hay contradicción. “Si por catalanismo se entiende querer a Cataluña, Ciudadanos también lo es. El proyecto de Valls es transversal y, por tanto, caben sensibilidades diferentes dentro de una idea común: el rechazo al independentismo”, afirma la formación naranja.

Contactos con Lliures y Units per Avançar

Tal como informó este medio, el candidato a finiquitar el mandato de Ada Colau en las próximas elecciones municipales ha establecido contactos con Lliures, la plataforma impulsada por el exdirigente de CDC Antoni Fernández Teixidó, y con los ex de Unió Democràtica, Units per Avançar. De momento, ni PSC ni PP se han querido sumar a esta confluencia, pero sí Ciudadanos. La confirmación, por parte del propio Valls, de que sería alcaldable por Barcelona fue aplaudida en las redes sociales por Arrimadas y el líder del partido, Albert Rivera.

Sin embargo, la presencia de ambos dirigentes de la formación naranja en los actos protagonizados por Valls, a diferencia de años anteriores, ha sido nula estos días. Igualmente, el expolítico francés no ha acudido a los últimas manifestaciones organizadas por asociaciones constitucionalistas. La última tuvo lugar ayer y fue un éxito. Este medio ha intentado contactar con el entorno del candidato a primer edil de Barcelona para conocer los motivos de su ausencia, pero sin éxito.

arrimadas manifestacion ciudadanos

Inés Arrimadas, rodeada de la plana mayor de Ciudadanos en Cataluña, en la manifestación del 12-O

Sí asistió Inés Arrimadas, cuyo discurso en favor de la igualdad de los españoles, sin privilegios autonómicos, preconiza el tono que utilizará en la campaña de las elecciones andaluzas, en la que se piensa volcar en apoyo del candidato de Cs, Juan Marín. Como se sabe, la jefa de la oposición en el Parlament nació en Jerez de la Frontera (Cádiz), algo que el independentismo más irredento ha utilizado para expresar su rechazo a la ganadora de los comicios del 21D. La expresidenta de la Cámara catalana y exconsejera de la Generalitat Núria de Gispert acaba de ser reprobada en el Parlamento catalán por sus repetidas ofensas a Arrimadas, a la que ha invitado a “volver a su pueblo”.

Inmersión lingüística, espinoso asunto

Pero la dirigente de Cs no se amilana e insiste en su rotundo discurso contra el secesionismo excluyente y la inmersión lingüística. 

Un espinoso asunto, el de la lengua, por el que Manuel Valls ha pasado de puntillas, precisamente en aras a esa transversalidad catalanista. “Mi bisabuelo era de la Lliga”, reitera en sus encuentros con dirigentes de ese espectro ideológico. Se refiere a Josep María, que se afilió a la formación de Francesc Cambó y luego a Unió Catalanista.

Una imagen de archivo de Albert Rivera junto al ex primer ministro socialista francés Manuel Valls / EFE

Una imagen de archivo de Albert Rivera junto al ex primer ministro socialista francés Manuel Valls

“No puedo olvidar el primer t’estimo y me salió así, y no Je t’aime o te quiero”, dijo en la presentación de su candidatura.

Unas palabras que contrastan con su rechazo sin paliativos a reconocer el corso como lengua cooficial durante una visita a Córcega como primer ministro francés.

La fallida moción de censura

Fuentes parlamentarias ven en las diferencias de relato entre Valls y Arrimadas uno de los motivos por los que, según fuentes parlamentarias, la dirigente de la formación naranja descarta presentar una moción de censura al presidente Quim Torra. La pérdida de la mayoría de los independentistas, más divididos que nunca, sería propicia, según sectores empresariales consultados, para que Ciudadanos plantee su alternativa de gobierno, subraye las contradicciones secesionistas y obligue al resto de formaciones a posicionarse. Aunque la derrota esté asegurada, dicen, ya que Cs no suma. Por el contrario, Ciudadanos no quiere correr el riesgo regalar a los independentistas la imagen de Arrimadas quedándose sola, mientras ellos se reunifican.

Son conscientes desde Cs de la necesidad de reafirmar su victoria el 21D, a lo que se podría dar el formato de gran acto con el mundo empresarial, sindical y social. Pero las elecciones andaluzas obligan a Ciudadanos a poner toda la carne en el asador. Y cuentan con Arrimadas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información