Menú Buscar
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (c), y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès (d) / FdT

Aragonès reclama “volver a Pedralbes” para encontrar una salida al “conflicto”

El vicepresidente del Govern pide, en el acto de Foment, que se apueste por “el diálogo”, con la vista puesta en la investidura de Pedro Sánchez

Manel Manchón / Cristina Farrés
7 min

El hombre del sector económico en el Govern del presidente Quim Torra es Pere Aragonès. Consciente de que tenia una oportunidad de otro, en un momento clave para su partido, Esquerra Republicana, Aragonès ha reclamado que se apueste por el llamado acuerdo de Pedralbes, como la major vía para encontrar una salida al “conficto político”. Según el consejero de Economía, “volver a Pedralbes” es ahora la única opción más realista para rehacer los puentes y para que, --de forma implícita-- los republicanos decidan abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez, y permita, por tanto, el arranque de la legislatura. 

Aragonès ha querido ofrecer un discurso netamente económico. El argumento es el mismo que repite en los últimos meses: la buena gestión económica de su departamento, con una reducción del dèficit de más de 3.000 millones, aunque esa circunstancia se deba, en gran medida, a la falta de unos presupuestos que pongan al día todas las cuentas de todos los departamentos.

La figura del relator, en el aire

Pero Aragonès ha insistido en su mensaje político, frente a la directiva de Foment, con Josep Sánchez Llibre a la cabeza, y la propia ministra de Economía, Nadia Calviño, futura vicepresidente del Gobierno, y el resto de invitados en el acto de la patronal. Según el nuevo hombre fuerte de Esquerra se debe volver a lo que se inició hace justo un año, cuando en el mismo acto de Foment, el gobierno español y el catalán se encontraban después de una reunión en el Palau de Pedralbes: “Fuimos capaces de poner por escrito que existe un conflicto sobre el futuro de Cataluña; que la solución pasa por una propuesta política construída desde el dialogo y que recoge un amplio apoyo de la ciutadania de Cataluña; que todo acuerdo necesita seguridad jurídica y que es necesaria una figura que nos ayude a coordinar y a facilitar el dialogo”. Ese fue, precisamente, el punto en el que se produjeron los desencuentros

Aragonès ha añadido que Pedralbes “no es la solución al conflicto entre Cataluña y el Estado, però es el primer paso de un camino que serà difícil y largo. Pero estoy convencido de que es un buen punto de partida, porque responde al consenso cada vez más amplio que pasa por resolver políticamente un conflicto político”.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (4d); la de Hacienda, Maria José Montero (3d); la de Defensa, Margarita Robles (2d); la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (d); el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (4i); los consellers de Empresa, de Territorio y Sostenibilidad, y de Trabajo respectivamente, Angels Chacón (3i), Damia Calvet (2i) y Chakir El Homrani, junto al presidente de Foment de Treball, Josep Sanchez Llibre (c) / EFE
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño (4d); la de Hacienda, Maria José Montero (3d); la de Defensa, Margarita Robles (2d); la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera (d); el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (4i); l

Calviño responde

La ministra de Economía en funciones no ha eludido darle respuesta. Ha tomado la palabra después de su homólogo en Cataluña y ha dejado claro que el futuro inmediato de España debe pasar por la "estabilidad política y la serenidad social", un dardo entre líneas al apoyo del Govern --en la figura del propio Torre-- a los bloqueos de infraestructuras de las últimas semanas convocador por el Tsunami Democràtic y los CDR. 

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, junto al presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EUROPA PRESS
La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, junto al presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre / EUROPA PRESS

Calviño, que también ha mantenido un discurso muy enfocado en lo económico, ha asegurado que se deben tomar posturas "constructivamente positivas y dialogantes para sacar adelante proyectos de país". Y, en el caso catalán, esto pasa por el "diálogo dentro de la ley" como el "punto de partida para construir el futuro". Señala que este mantra que ha repetido el propio Pedro Sánchez a lo largo de toda la campaña electoral se incluye en el acuerdo de Gobierno que PSOE ha firmado con Podemos. 

Collboni y su apoyo a Luca de Meo

Antes de Aragonès se ha pronunciado el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni. Aunque el año pasado estuvo presente la líder en el consistorio, Ada Colau, en esta ocasión ha decidido ceder el protagonismo al responsable económico del Ayuntamiento. En su intervención, el socialista ha manifestado ante los ejecutivos de Foment del Treball que “Barcelona va bien”, pero ha exigido que haya diálogo entre las instituciones, estabilidad política y seguridad jurídica para que la ciudad avance.

Ha asegurado que la ciudad avanza y ha querido reivindicar la fortaleza de su marca internacional. Un mensaje optimista tras el lastre que han implicado las protestas violentas y los cortes de infraestructuras que han tenido lugar en Cataluña en las últimas semanas, tras la publicación de la condena del Tribunal Supremo a los líderes del procés. Asimismo, ha aplaudido al presidente de Seat, Luca de Meo, por su apuesta por la ciudad como la base de la imagen de la compañía automovilística.

Collboni ha anunciado que esta unión entre la capital catalana y la principal industria catalana irá a más en los próximos meses. Se inaugurará la primera flagship store de Seat situada en la confluencia entre Paseo de Gràcia y avenida Diagonal. Las obras del edificio, la antigua sede de Deutsche Bank, encarar su etapa final.

Destacadas en Política