Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, presidente del Govern de la Generalitat de Cataluña / EP

Aragonès da el espaldarazo a Trapero

El presidente del Govern zanja la crisis de los viajes a Madrid del Major de los Mossos y aplaza el reto de la independencia hasta 2030

5 min

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha dado por zanjada la crisis en la dirección de Mossos d'Esquadra tras los viajes del mayor, Josep Lluís Trapero, a Madrid cuyos detalles no fueron comunicados a la cúpula de la Consejería de Interior. "No hay un movimiento en Interior para cambiar a Josep Lluís Trapero", ha declarado el también líder republicano en una entrevista en Els Matins de TV3. "Tiene la confianza plena del Govern", ha sentenciado después de que trascendiera la tensión entre el mayor y el titular del departamento, Joan Ignasi Elena

El político independiente, que se unió a los republicanos tras abandonar las filas del PSC en el inicio del procés, también ha recibido el aval del president. Aragonès ha elogiado la gestión de Elena y de Interior tanto por lo que se refiere a los incendios del verano como a la crisis del fin de toque de queda y la necesidad de mantener el orden público por la proliferación de fiestas en la calle. Ha cargado de nuevo contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de no prorrogar la restricción de la movilidad nocturna para acabar con el problema de convivencia ciudadana y ha apelado a la "responsabilidad individual" como "única medida" para capear la situación. 

Halagos a Elena, pero fuera de los botellones

En cuanto a las Fiestas de Sants, donde ha resultado herido un mosso en el operativo de desalojo de las calles, el presidente catalán se ha limitado a manifestar que "las imágenes como las de este fin se semana se han de combatir". Ha rechazado dar detalles sobre los agentes que han resultado heridos durante el fin de semana y ha hecho un nuevo llamamiento a aplicar restricciones. 

"El TSJC nos dice que no, y no podenos gestionar una situación que no está a nuestro alcance", ha remarcado Aragonès. 

¿Viñeta sí o no?

Aragonès ha reprochado al Estado la "carencia de inversión" en Cataluña en infraestructuras lo que desde su punto de vista se refleja en el elevado número de peajes de la comunidad, que, en su mayoría, levantarán barreras la medianoche de este miércoles. No obstante, no ha tenido claro si aplicar o no la viñeta, como defiende Jordi Puigneró (JxCat), vicepresidente del Govern, para financiar la red de transporte por carretera.

"No puede ser que se aplique solo la viñeta en Cataluña", ha explicado Aragonès, que contradice en parte a las ansias de su vicepresidente postconvergente. Por ello, ha pedido compensar "la carencia en inversión" porque "no tiene sentido que solo Cataluña tenga euroviñeta".

Independencia, en 2030

Otro de los puntos calientes de la entrevista ha sido la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat. El president desea "buscar puntos de encuentro", pero ha marcado como límites el referéndum porque es "el medio tanto para los independentistas, como para los que todavía no lo son o no lo serán nunca". 

"Nuestro objetivo es la independencia de Cataluña", ha sentenciado. No obstante, Aragonès ha hecho un guiño al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al asegurar que España pasa de "actuar con represión" a "sentarse, dialogar y volver al terreno democrático". No obstante, el president ha vuelto a poner fecha a la independencia de Cataluña: 2030. Un plazo que coincide con el establecido por la CUP.