Menú Buscar
Anna Saliente Andrés, candidata de la CUP a alcalde de Barcelona, en una manifestación radical en el País Vasco / CG

Anna Saliente, defensora de la prostitución, candidata de la CUP en Barcelona

La independentista radical es portavoz de la asociación Genera, que defiende el "trabajo sexual" desde una perspectiva feminista

02.02.2019 16:31 h.
4 min

La CUP ya tiene candidata a la alcaldía de Barcelona. Anna Saliente Andrés será la aspirante a munícipe en la segunda mayor ciudad española y se enfrentará a los cabezas de lista ya confirmados, que son Manuel Valls (Valls Barcelona 2019); Ada Colau (Barcelona en Comú); Ernest Maragall (ERC); Joaquim Forn (Junts per Barcelona); Jaume Collboni (PSC) y Josep Bou (PP). Partirá Saliente con un déficit: es defensora de la prostitución, una espinosa cuestión que ha levantado polvareda este mandato.

Saliente (1991) se presenta como "marxista, CDR y socióloga por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB)" y portavoz de la asociación Genera. Esta entidad se describe en su tarjeta de visita como "organización sin ánimo de lucro que busca la redefinición de los roles sociales desde una perspectiva de género a través de la defensa y reivindicación de los derechos de las mujeres partiendo del ámbito del trabajo sexual".

La CUP, en contra de prohibir la prostitución

La activista, que además se reconoce como miembro de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), ha aparecido en los medios de comunicación en distintas ocasiones como representante de la entidad, que además de formar y atender a las prostitutas, trabaja la llamada acción política, esto es, actúa de lobby para que no se penalice el llamado trabajo sexual o se castigue a proxenetas o clientes, como abogan las abolicionistas.

Protesta de prostitutas durante la votación para prohibir la prostitución en Barcelona / CG

Protesta de prostitutas durante la votación para prohibir la prostitución en Barcelona / CG

De hecho, los antisistema votaron contra una propuesta del PSC de prohibir mediante ordenanza la prostitución y multar a los clientes en Barcelona en junio de 2018. En aquella ocasión, se sumaron al no de los radicales el partido que gobierna la Ciudad Condal, Barcelona en Comú, amén de ERC y el concejal no adscrito, Juanjo Puigcorbé. La apoyaron el Grupo Demócrata y el PP, mientras que Ciudadanos se abstuvo. Durante la sesión plenaria, un grupo de trabajadoras del sexo protestó de forma ruidosa contra la iniciativa.

Colau, en la diana por "blanquear"

Cualquiera que fuera aquel episodio, lo cierto es que Saliente, a quien el Ayuntamiento de Barcelona encargó la elaboración de un protocolo contra las agresiones machistas en el ámbito del ocio nocturno en 2018 --ver aquí-- aterrizará, si logra una silla en el plenario, en mitad de un espinoso debate. En enero, entidades feministas arremetieron contra Ada Colau, alcaldesa de la capital catalana, por "blanquear la prostitución". Afearon también las activistas en defensa de la igualdad de género que la primera edil subvencionara al sindicato OTRAS de defensa de la prostitución.

Antes de ello, en noviembre de 2018, alcaldesas de distintos partidos como Núria Parlón (Santa Coloma, PSC), Carmela Fortuny (Sant Cugat, PDeCAT) o Mayte Aymerich (ERC-Junts) comparecieron juntas para impulsar una red municipalista que prohibiera la prostitución y multe a los clientes. Siguió la presentación de esta iniciativa a la dimisión de Concepción Pascual, secretaria general de Trabajo, tras permitir el registro del sindicato de prostitutas OTRAS en el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en septiembre.