Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, durante la concentración para exigir un Govern independentista / EFE

La ANC amenaza con volver a cortar la Meridiana pese a la prohibición de la Generalitat

La entidad ultranacionalista convoca dos actos para este sábado: uno ante el Parlament para exigir "obediencia" a lo que denomina "la mayoría del 52%"; y otro por la noche en la avenida barcelonesa

3 min

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) amaga con seguir cortando el tráfico en la Avenida Meridiana de Barcelona después de que la Consejería de Interior de la Generalitat haya decidiedo no renovarle el permiso gracias al cual un grupúsculo de simpatizantes secesionistas impedían de forma diaria el paso de los vehículos en esta importante arteria de la ciudad desde hace dos años y medio.

La entidad ultranacionalista ha convocado para este sábado --día a partir del cual sus cortes de tráfico serán ilegales-- dos actos para expresar su rechazo a la medida y exigir "obediencia" a lo que denominan "la mayoría del 52%". Así, a las 12:00 del mediodía ha convocado a sus seguidores a congregarse ante el Parlament, acto que se produce apenas una semana después de la inhabilitación por desobediencia del diputado de la CUP Pau Juvillà.

anc1
La ANC, llamando a sus seguidores a ir a sus dos actos este sábado en Barcelona, para los que fletará autobuses desde pueblos de Cataluña

Lío en la Meridiana

Unas horas después, a las 20:00 h de la tarde, la ANC ha hecho otro llamamiento para congregarse en la Avenida Meridiana en la esquina con Fabra i Puig, punto de encuentro habitual donde decenas de radicales secesionistas interrumpen el tráfico de forma diaria. Una convocatoria que también impulsa la plataforma ultra Meridiana Resisteix, y a la que han dado respaldo algún dirigente de JxCat, como el prófugo Lluís Puig.

anc2
El prófugo Lluís Puig (JxCat), haciendo llamamientos a manifestarse en la Meridiana

Como suele ser habitual en estos casos, delegaciones territoriales de la ANC fletarán autobuses desde distintos puntos de Cataluña para que acudan a Barcelona a seguir sus protestas. 

En este sentido, cabe apuntar que, aunque esta entidad paragubernamental acusa al Govern de impedir su derecho a manifestarse, sus concentraciones secesionistas siguen estando permitidas, pero sin impedir el paso de vehículos: en concreto, en en una plaza ubicada a escasos metros, justo delante de la estación de tren de Fabra i Puig.